Arquitectura y Cine

[ por: Jen Valentino ]

La manera de diseñar, representar y construir un espacio arquitectónico, se ha visto demasiado influenciado por la arquitectura moderna, bajo parámetros de economía, mercado, funcionalidad y producción en serie, entre otros; donde la relación forma y la función eran lo más importante; generando así, un distanciamiento entre la arquitectura con los modos de vida de habitar de un usuario en un determinado lugar, y hasta ahora dejando huellas que actualmente nos hacen pensar en la crisis de la arquitectura en razón de la superación de la modernidad, donde la profundización teórica de otras variables aplicadas a la arquitectura ha sido escasa debido al temor por experimentar y explorar nuevas alternativas de diseño. Por ello es importante que el concepto de espacio se libere del tradicional pensamiento industrial entiendo que existen varias maneras de concebir o proyectar arquitectura que actualmente se han dejado atrás o que sencillamente no han sido utilizadas. De esta manera, se pretende elaborar de una manera más profunda la relación e interacción directa entre la arquitectura con otras corrientes artísticas con el propósito de asociar y relacionar el trabajo del arquitecto con otros artistas para potencializar la sensibilidad y dinamizar la creatividad arquitectónica en la realización de un proyecto, con el fin de facilitar más herramientas y complementar las ya existentes.

Así, el trabajo conjunto de las otras artes pueden llevar a la arquitectura a explorar nuevos procesos de creación artística, caracterizándose principalmente porque el ARQUITECTO retroalimente su conocimiento teórico y practico en sus diseños de espacios, entendiendo este como un elemento importante e indispensable a la hora de proyectar arquitectura y convertirla en un hábitat para el hombre, siendo la arquitectura el lugar donde se desarrollan nuestras actividades un elemento físico y de experiencia a la vez: es espacio físico; porque se puede palpar, escuchar su volumen, sentir su aroma y observar su forma; y espacio de experiencia porque trasmite emociones, sentimientos y sensaciones a medida que lo contemplamos o lo recorremos. Teniendo en cuenta que se pueden crear importantes arquitecturas donde la técnica y el arte se fundan en una expresión funcional y estética con la ayuda de todas las artes en conjunto, pero sobre todo donde se generen vivencias bajo los intereses humanos.

Un ejemplo muy claro de ello puede verse entre la Arquitectura, el cine y la fotografía como artes creadoras de espacios (espacio arquitectónico, espacio cinematográfico, espacio fotográfico); sin embargo cada una de ellas presenta una manera diferente de concebirlo y abordarlo a la hora de crear una obra, ya sea por medio de la ambientación del lugar, la puesta en escena, el estudio del usuario, los espacios junto con sus necesidades, la manipulación de los elementos de composición, la representación o sencillamente el concepto de una obra, que junto con muchos otros herramientas hacen del espacio en cada arte un concepto particular con unas características definidas.

Así, el trabajo conjunto del cine y la fotografía pueden llevar a la arquitectura a explorar nuevos procesos de creación artística, mediante diferentes criterios de concepción espacial. Por esta razón se realiza un análisis del espacio en estas tres artes con el propósito de generar relaciones, diálogos y diferencias entre ellas para complementarlas entre sí, caracterizándose principalmente porque el ARQUITECTO, EL DIRECTOR DE ARTE EN CINE y EL FOTOGRAFO, retroalimenten su conocimiento teórico y práctico en sus diseños de espacios.

La fotografía y el cine son artes que están muy ligadas, ya que sin fotografía no existiría el cine, es decir el trabajo del fotógrafo y su concepción de espacio está inmerso en el Cine junto con el director de arte. Sin embargo la relación entre las tres: Arquitectura, Cine y Fotografía, puede verse desde diferentes aspectos; sea desde películas que se han hecho sobre algún arquitecto o edificio; hasta los arquitectos que han trabajado en el diseño de una escenografía; o por el desarrollo teórico que plantean algunos arquitectos contemporáneos entre ciudad, arquitectura y critica, e incluso por los films cuyos protagonistas son arquitectos. Sin embargo cualquiera que sea la causa de relación; la arquitectura se convierte en un objeto de investigación dentro de las cualidades artísticas y técnicas de las otras artes.

Así, en arquitectura las posibilidades de realizar un proyecto teniendo en cuenta las características fílmicas del cine junto con la fotografía son extraordinarias y en cierto sentido inéditas, los ángulos de visión se multiplican, los edificios presentan perspectivas insospechadas con planos deshabitúales y escorzados que aumentan la expresividad del espacio donde la experimentación al recorrer una escena es indescriptible, convirtiendo los espacios arquitectónicos en verdaderos espacios de sensaciones humanas, al igual que ocurre al ver un film convirtiendo al espectador en su principal protagonista.

De esta manera el arquitecto perfectamente podría convertirse en el “director de arte” de un proyecto arquitectónico o fílmico; aprendiendo a usar la vista a la manera de los cineastas; permitiéndole entender la manipulación de la forma, el espacio y sus actores. Diseñando como lo hace el director de un film: espacios que conducirán e influirán en el drama diario de sus protagonistas, los que habitarán sus edificios.


Jen Valentino, es Arquitecta de la Universidad de La Salle, Estudiante de Dirección y producción de Cine, Video, y T.V. (Beca para realizar especialización). Actualmente esta incursionando en la Dirección de Arte y Diseño de Escenografías para Artes Escénicas y Visuales (Cine, Video, Teatro). Directora del grupo de Investigación Arquitectura y Cine (dedicado al estudio y análisis de la arquitectura y la dirección de arte a través del cine). Columnista de diferentes artículos respecto a Arquitectura y Cine.

Fuentenota publicada en su página de facebook Arquitectura en Escena ARQ y CINE. Fecha original de publicación: 6 de abril de 2009. Fue publicado también en el BOLETIN DE ARQUITECTURA #68, SOCIEDAD COLOMBIANA DE ARQUITECTOS. 2009.

Imágenes y sus descripiciones: agregadas por 35mm, excepto «Espacio Arquitectónico, Espacio Cinematográfico y Espacio Fotográfico», de Jen Valentino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *