Una película al día #151: “El Libro de Eli” (2010)

Apocalipsis Again

[ por: Andrés Daly ]

A estas alturas, si tuviera que hacer una película post apocalíptica, hay varias cosas que encontraría interesante evitar o transformar por completo, eso, si mi argumento fuese la originalidad de mi propuesta, claro.

En primer lugar el viajero solitario, el héroe sabio, silencioso y calmado, aparentemente indestructible pero al mismo tiempo vulnerable, sensible pero violento y justo, está bastante familiar. En un caballo, como los queridos viejos westerns de siempre, el héroe llega al pueblo donde se convierte automáticamente en el forastero que altera el (des)orden establecido: la tiranía de unos pocos. Clint Eastwood («El Jinete Pálido» es un buen ejemplo entre todos sus westerns y por supuesto, «Los Imperdonables») y John Wayne, desde hace cinco décadas atrás, están para demostrarlo con varias buenas películas de pistolas colt y fusiles. Sin embargo, ellos supieron darle a sus héroes una característica personal. Con el tiempo, ese héroe específico les pertenece.

The Searchers (1956)

Mad Max 2 (1981)

Pale Rider (1985)

The Road (2009)

The Book of Eli (2010)

La evolución natural del mundo del pasado, del viejo oeste y sus habitantes-villanos viciosos, sobrevivientes y violentos opuestos a los héroes honorables, duros y algo cínicos, fue al parecer a un mundo industral moderno caído en desgracia. La ley del más fuerte sigue imperando en el subgénero post apocalíptico tal como en el oeste, y con mayor fuerza e influencia desde que en las carreteras australianas del futuro apareciese un hombre llamado Mad Max (Mel Gibson) hace treinta años, en 1979. Desierto, naturaleza exterminada; hombres carroñeros, sexo, muerte y gasolina.

Los hermanos Hugues, directores detrás de “El Libro de Eli” (The Book of Eli) siguen los códigos impuestos por ambos géneros al pie de la letra: el western y el post apocalíptico replicando, además (no se si intencionalmente o como simple coincidencia debido a su proximidad), gran parte del mundo abandonado y caníbal de “La Carretera”, estrenada apenas un año antes de esta película. Pero curiosamente, como pasa casi siempre en  el material de marketing de las películas, hasta el último productor se maravilla y dice haber inventado la rueda en este film. Ah, y que “el equipo de rodaje se sentía como una gran familia”. ¿No es un poco divertido cuando siempre dicen eso?.

The Road (2009)

The Book of Eli (2010)

Independiente de ese material anexo, por sí sola, «El Libro de Eli» demuestra ampliamente sus orígenes sin culpa y sin necesidad de entrevista alguna, vemos sus intenciones: ser una película de acción apocalíptica, entretenida, algo espiritual, donde un hombre llamado Eli (Denzel Washington) camina por el desierto en que se ha convertido el mundo, protegiendo fieramente un libro que lleva escondido. Este libro es la última Biblia impresa.  En este mundo prestado, uno estetizado y remezclado de muchas otras películas, el villano Carnegie (Gary Oldman) que dirige una tropa de hienas en motocicletas que roban, violan y matan a los viajeros solitarios, quiere obtener la Biblia a como de lugar. Esto, para dominar a las masas con el poder de su texto. “Es la única forma de dominar a las mentes débiles. Lo he visto ocurrir antes” le argumenta interesantemente a uno de sus lacayos.

Eli (Denzel Washington) en el camino del Samurai

Carnegie (Gary Oldman) perdiendo su imperio, en un espacio reminiscente a la escalera de «Caracortada» de Brian de Palma

Así, como tantas otras de su tipo, «El Libro de Eli» no es tampoco una mala película de ciencia ficción, pero no sobresale ni con todo el esfuerzo puesto en la fotografía. A años luz –intencionalmente, esta claro- de la propuesta inteligente y realmente sobrecogedora de un padre y un hijo sobreviviendo en “La Carretera” –que a todas luces me encantó- más que la buena interpretación de Denzel aquí (algo esperable), algunas breves secuencias de acción y unos hermosos planos panorámicos con un color muy bien postproducido, “El Libro de Eli” es terreno familiar con nuevas y olvidables caras.

Mila Kunis

GALERIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *