Stranger Things

Viajando a Indiana: Historias de niños para adultos

Los verdaderos viajes son literarios y cinematográficos; ahí sí que uno se transporta, se aleja y vive otras experiencias

Así escribe Alberto Fuguet en su libro Apuntes Autistas. Y sí, yo viajo cada vez que veo una serie o una película que me atrapa (y a veces temo porque me atrapo mucho). No digo que reemplazo la pantalla por el infinito placer de movilizarme, pero es una de las cosas más satisfactorias que puedo hacer de manera estática. Stranger Things es de esas series que te atrapan en el sillón y te transportan a lugares nuevos y música conocida. Así que no hablaré del homenaje ochentero ni las similitudes cuadro por cuadro con emblemáticas películas que hemos visto y disfrutado, y que ya hemos leído en internet. Hablaré del viaje que podemos hacer desde la comodidad del hogar.

strangerthings_promotionalstill.0.0

stranger-things

Primera parada: Personajes que quisieras que hubieran sido tus amigos cuando tenías 12

Dustin, Mike, Will y Lucas son esos niños que dan ganas de haberse topado cuando uno tenía esa edad. Esos amigos curiosos que van detrás de ti y son capaces de armar un plan estratégico de acción con tal de encontrarte. Y ni hablar cuando aparece 11, que revive el deseo que tuvimos muchos niños (¿o sólo yo?) del maravilloso y enigmático poder de la telequinesis. Mezcla entre inocencia y secretismo, poderosa pero con el alma dañada, hace de ella un personaje fascinante.

103009rjpg-6aae7c_765w

Segunda parada: enigma, ficción y realidad

Stranger Things no tiene héroes. Tiene personajes abatidos, niños inteligentes, adolescentes perdidos, bullying, torturas y traumas. Sus personajes descubren que la única forma de salir adelante es uniéndose y con coraje. Todos se enfrentan a sus propios demonios y lo combaten desde sus genuinas habilidades. Aquí hay una lucha contra lo “imposible” que nos parece verosímil, incuestionable. Nadie pierde el tiempo preguntándose si Neil Degrasse aprobaría tales hipótesis. ES. Y cuando algo es sucede que el círculo está completo.

stranger-things

s_winona

Tercera y última parada: Winona Ryder y la nostalgia

Volver a verla es un placer. Una madre dispuesta a todo, al sacrificio y la demolición personal. No le importan las burlas ni lo desconocido. Y confías en ella cuando decide tomar el hacha, sentarse en su sillón y esperar. Supongo que son esos momentos que hacen que te vayas encantando con un personaje mientras tu cerebro almacena colores, lugares y escenas. Yo con el tiempo olvido nombres y diálogos, pero retengo imágenes. De ahí la nostalgia de lo visto y de lo que vi. ¿Cómo esto no podría ser viajar?.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *