Una película al día se va al sótano de la muy bien lograda «Teléfono Negro» (The Black Phone) de Scott Derrickson, basada en una historia de Joe Hill, el hijo de Stephen King. Protagonizada por un escalofriante Ethan Hawke.