Dossier Joel & Ethan Coen: El hombre que nunca estuvo

Oscuro Karma

[ por: Constanza Khamis ]

Ed Crane (Billy Bob Thornton) es un peluquero que trabaja en el típico barrio en Estados Unidos de los años 40. Aparte de fumar todo el día, está casado con Doris (Frances McDormand), una mujer dominante que tiene una aventura con su jefe, Dave Brewster (James Gandolfini). Ed es muy consciente de todo esto, pero le importa básicamente un pepino.

En su rutina de cortar pelos e intentar pasar el día, Ed recibe una propuesta de inversiones que ve como la oportunidad de dejar la vida de suburbio y largarse. Necesita plata, y por eso termina chantajeando a Dave. Éste es el punto de partida de una serie de asesinatos, muertes y confusiones que terminan por formar un puzle perfecto. Porque no falta ni sobra ninguna pieza. Condenados por los crímenes equivocados, todos sucumben ante la ley del Karma y pagan por sus pecados.

Es cine negro por donde se lo mire. Nuevo “film noir”, leí en alguna parte. Características de éste género hay en muchas películas de los Coen, pero esta es la única en que se hace totalmente evidente. Creo que además del guión y los personajes, aporta mucho la fotografía en blanco y negro.  Y aunque esa misma característica probablemente aportó también una baja considerable de público, le da un tono especial.

“The man who wasn´t there” tiene esa visión pesimista de la vida, tan moderna, y que en general encontramos (y gusta tanto) en la obra de estos hermanos. Y aunque los Coen no se caractericen precisamente por hacer películas con finales felices (excepciones hay varias, “Oh Brother, Where art thou?”, por ejemplo), ésta es de las más oscuras no sólo por el aspecto visual, sino por un personaje principal que parece no sentir nada. Ed Crane no vive, subsiste.

Ese desapego de la vida, y la indiferencia recuerdan a “El extranjero”, de Albert Camus. Un hombre que no le encuentra sentido a nada y hace las cosas porque sí. Un crimen del que no se arrepienten, y finalmente el encuentro de la libertad en el lugar más encerrado de todos. Por eso me imagino que la historia del barbero pretende jugar con algo del existencialismo y un poco de suspenso.

Es difícil contar la historia de un hombre que tiene como principal característica estar ausente. Pero a pesar de no formar parte de su propia vida, Ed se las arregla para ser un buen narrador y  hacernos entender cómo se siente. Y da un poco de miedo entender a un hombre tan oscuro. Por eso la aparición de Scarlett Johanssen como Birdie, es la última oportunidad de algo cercano a la redención. Birdie no salva a Ed, pero sí es la única ventana a algo más luminoso en la pesimista historia del hombre que nunca estuvo.

GALERÍA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *