Entre los años 2000-2007 el canal de cable HBO tenía en pantalla varias de las mejores series, que a mi parecer, se han emitido en la historia de la televisión. Incluso, durante 2004-4006, casi todas ellas estaban presentes en pantalla ¡al mismo tiempo!: «Oz» (1997-2003, la primera serie producida por HBO), «The Sopranos» (1999-2007), «Curb your Enthusiasm» (2000- ), «Band of Brothers» (2001), «Six Feet Under» (2001-2005),»Carnivale» (2004-2006) y mi favorita, la mejor serie que jamás he visto, la bellísima aunque inconclusa «Deadwood» (2004-2006). Un estandarte inusitado de calidad para lo que se nos (mal)acostumbraba en televisión serializada desde sus inicios en EE.UU. y que llegó importada a nuestras pantallas y al resto del mundo, mientras nuestra producción nacional buscaba su propio camino o imitaba pobremente el de otros. En Chile estamos lamentablemente (espero vivir para ver el cambio) aún a años luz de alcanzar este nivel de profundidad, de calidad en todas las áreas técnicas y artísticas, y por sobre todo, de ver GUIONES, así, con mayúsculas, de este calibre. Calidad por sobre el embrutecimiento de la audiencia por la mercachiflería barata, del copucheo, de la anestesia, encima de las tendencias efímeras y del relleno basura. Televisión no apta para cobardes, detrás y delante de la pantalla. Esta programación de un solo canal -que seamos sinceros, al no ser de televisión abierta, tiene también una libertad bastante mayor- sentó una pauta para lo que el mismo HBO ha seguido entregando en los años venideros, como la perturbante «The Pacific» (2010) y «Boardwalk Empire» (2010), ambas emitidas recientemente. Definitivamente, «No es televisión, es HBO», como decía el marketing. Con un formato que asemejaría a la novela si este fuese el formato literario, con cada capítulo como si fuera uno de un libro, todas estas series exploraron diferentes temáticas con un nivel de producción que, para lo que podemos ver y comparar por estas latitudes, bien puede parecer que provienen del espacio exterior.

Claire Fisher (Lauren Ambrose)

«Six Feet Under», la serie creada por Alan Ball, que hoy está detrás de «True Blood» (2008-  ) en el mismo canal, es una experiencia exquisita. Actualmente estoy devorándome la serie completa, que había visto sólo a pedazos cuando la emitieron originalmente y hoy ya estoy iniciando la cuarta temporada (de cinco). La complejidad de las relaciones humanas, las relaciones de pareja y las relaciones familiares, se enfrentan a los sueños internos de cada uno de los peculiares personajes (llenos de detalles, realmente corpóreos, profundos), sus motivaciones, sus momentos altos y sus decadencias, sus experiencias a la luz de sus características personales y finalmente, pero no al último, a la muerte como el freno inevitable de todos ellos, de todo ser humano. Sí, ahora yo estoy escribiendo esto y tú lo estás leyendo, pero en unos años más los dos vamos a estar muertos. El final del camino que nos espera a todos y que es al mismo tiempo, el que pone en valor cada día del camino mismo, como dice en un momento Nate Fisher (Peter Krause), el hijo mayor de los Fisher y nuestro sufrido protagonista. La muerte como una presencia permanente, que habita tanto  la vivienda de la familia Fisher, dueña de una casa funeraria que es tanto negocio como también espacio metafórico. Muerte digna o injusta, triste, temida, accidental, aleatoria, absurda, maravillosamente surrealista, siempre repentina y porqué no, a veces la muerte también es oscuramente divertida.

Tracy

Why do people have to die?

Nate Fisher

…To make life matter. That’s why you have to make each day count. It could be your last.

Nate y Claire con una PENTAX K-1000 (1971), una buena cámara que he podido probar.

Uno de los personajes de la serie, la hija menor de los Fisher, Claire (personificado por Lauren Ambrose) es una estudiante universitaria de artes, al menos desde el inicio de la tercera temporada, que poco a poco encuentra un camino para sus inquietudes y su voz de autor -mientras pavimenta su confianza en sí misma- a través de la fotografía. Esta es una selección de algunas de las obras «realizadas» por el personaje de Claire durante las cinco temporadas que, por supuesto, tienen en realidad a un número importante de verdaderos fotógrafos detrás, convocados por la producción de la serie producida por Alan Poul, entre ellos a Lara Porzak, una de las mejores fotógrafas de matrimonios de Los Angeles que realiza las últimas imágenes de este post. Disfrute.

P.D. Todos los derechos reservados a HBO y su página sobre la serie de Alan Ball. Si no has visto la serie, está disponible en DVD y es altamente recomendable. El próximo lunes, ¡las fotografías detrás de un clásico del cine de los ochentas!

Autoretratos de Claire Fisher (Lauren Ambrose) en la Primera y Cuarta Temporada:

Billy Chenowith (la primera imagen con que Claire se da cuenta de su talento. Primera temporada):

Los muertos (Segunda temporada):

«Husband» (primera imagen de Claire en una exposición. Tercera temporada.):

Ruth Fisher (Su madre. Personificada por Frances Conroy). Tercera Tempordada :

Nathaniel (Nate) Fisher, Jr. (Peter Krause):

Los Collages (Nate, David -interpretado por Michael C.Hall- y Ruth Fisher):

Esculturas y La maqueta de la Casa Fisher:

Edie (Mena Suvari. Cuarta temporada):

El matrimonio (Quinta temporada):