Siempre cuando leemos que hay que ver el gran cine clásico da la sensación que veremos algo que quizás tenga otro ritmo, complejo de entender o quizás la historia ya está muy desconectada con la realidad actual. Te quiero decir que todo eso es FALSO.

Una de las mejores experiencias que he tenido el último tiempo es ver cine desde el año 1937 hasta el 1970 aproximadamente. Son historias con un tejido visual, narrativo, psicológico y político tan fuerte y representativo de un momento donde el cine era una pieza social, no solo de entretención.

Te quiero dejar 3 recomendaciones de un grande ¡Luis Buñuel! Este año las vi y de verdad todos mis amigos me tuvieron que escuchar hablar horas al respecto de cada una de ellas, porque son impresionantes, atemporales, inteligentes y con una alta dedicación a la construcción de mundo, personajes y diálogos. Uff, voy a llorar otra vez.

«Los Olvidados», 1950. Un retrato de las infancias en peligro, la ausencia del estado y la violencia como lenguaje.

«El Ángel Exterminador», 1962. ¿Te imaginas vas a una cena con gente que no soportas y no te puedes ir? El cinismo de la aristocracia en su máximo esplendor.

 

«El discreto encanto de la burguesía», 1972. Dos familias adineradas nunca logran reunirse para cenar a pesar de hacer planes. Una historia surrealista para mostrar la indiferencia de la élite frente a los conflictos sociales, políticos y genocidas de la época.

¿Dónde las puedes encontrar? You know…