Ciclo de Cine: “Tiempos Modernos”

[ por: Andrés Daly ]

Este jueves 11 de noviembre se exhibe a las 18:45 hrs., en el Auditorio de la Facultad de Arquitectura, Artes y Diseño de la UNAB (Fernández Concha 700, Av. Las Condes alt. 13.350), y de forma totalmente gratuita la película: “Tiempos Modernos” de Charles Chaplin (EE.UU., 1936. B/N, 87 min. Comedia). Esta es la octava película del Ciclo: La Arquitectura en el Cine, que se presenta semanalmente hasta diciembre de este año.

Como siempre, realizaré una breve Charla Introductoria: «La Ciudad en el cine de Charles Chaplin».

Los dejo abajo con el artículo que dediqué a la película anteriormente en este sitio, dentro del conjunto de críticas llamado Una Película al Día.

 

UNA PELÍCULA AL DÍA #55: “TIEMPOS MODERNOS” (1936)

Un pequeño hombre (Charlie Chaplin como «El vagabundo»), que más que un ser humano es una pieza más de una gran máquina; entra repentinamente en un colapso nervioso cuando es tragado y escupido por los engranajes de ésta. Obsesionado y al borde de perder la razón, persigue a un par de mujeres por la calle con sus herramientas y lanza, luego, aceite en la cara a la mitad de sus colegas en la fábrica. Después de su paso por un manicomio, una manifestación comunista -que lidera divertida/inadvertidamente- y una prisión donde termina, entre otras cosas, echándole abundante cocaína a su comida (ni Tony Montana aliñaba así sus comidas), llega el bello momento en que forjará una amistad con una vagabunda de buen corazón, interpretada por la bella Paulette Godard. Juntos deciden buscar trabajo y algo a lo que puedan llamar, orgullosa y felizmente, un «hogar».

Simplemente maravillosa, llena de secuencias brillantes que ya son parte de la historia del cine (como la de la máquina de comer) «Modern Times» de Charles Chaplin, es una joya que resiste el paso del tiempo y reluce hasta el día hoy con la misma fuerza y contingencia de su época; con su humor y crítica social totalmente  intactos. Un ingenioso y fundamental clásico del cine que inaugura un período en la obra de Chaplin -con sonido además, pero sin diálogos del protagonista- donde la crítica socioeconómica es cada vez más frontal, pero siempre integrada dentro del género cómico. Sino la has visto, hazte un regalo y apreta play.

P.D.: En «El mundo sin Brando» realicé una revisión a cuatro grandes películas de Chaplin, entre ellas esta película, junto a los actores Jaime Reyes, Paulina Casas y Erico Vera, integrantes de la compañia de teatro chilena «Teatropan«. Para mayor análisis escúchalo en el player abajo o descárgalo. Incluye dos temas musicales de esta película reinterpretados.

Corren los créditos. Luego de las ovejas, los trabajadores y la fábrica: la revolución industrial continúa.

Un hermoso set de Charles D.Hall, espacialmente me recuerda al de «Toys» (1992) de Bary Levinson; esta última una película diseñada por el gran Ferdinando Scarfiotti.

Chaplin en una de las escenas icónicas de su filmografía. Hombre y máquina son uno solo, el hombre sigue trabajando dentro de ella.

En el baño, el jefe te vigila.

Chaplin ha descubierto algo «que ajustar» en el traje de la señora. Hilarante.

Otro momento icónico, Chaplin toma la bandera roja y es confundido. La vida imitará al arte y Chaplin será perseguido y expulsado de EE.UU. durante la caza de brujas.

¿Quién estará escondiendo la droga en prisión?

Poderosos condimentos.

El vagabundo esta a punto de perder su trabajo en 3, 2, ….

Paulette Godard. Energía y belleza pura, físicamente similar a la desaparecida Sherilyn Fenn. Este encuadre parece haber sido inspiración conciente o inconciente de Steven Spielberg en «Los Cazadores del Arca Perdida» para el personaje de Marion (Karen Allen).

Acrobacias en el centro comercial.

Hogar, dulce hogar.

C’mon! Smile! Buck up! Never say die.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *