Yo mato, tú matas, ellos…

[ por: Andrés Daly ]

El mundo está podrido (…) ¿Tú que vas a hacer?. Nada. Los malos de verdad siempre ganan. Asi que ríndete. Y entrégate. A una ficción escapista.

La historia, o lo que hay de ella, trata sobre un sicario implacable, planificador y solitario llamado Arthur Bishop (Jason Statham. Body Count: unlimited) que trabaja para el gobierno de EE.UU. asesinando dictadores, terroristas, narcotraficantes y líderes de sectas religiosas alrededor del mundo (mmm, ¿le suena a algo ud. todo esto?) pero, ojo, haciendo que sus obras parezcan accidentes. El centro de la historia sin embargo es la de su amistad/tutoría con la oveja negra Steve McKenna (Ben Foster), un hombre menor que él y aún más desequilibrado, sí es que eso es posible, y que busca seguir sus pasos como máquina de matar. Lo que éste último no sabe, pequeño detalle, es que su mentor es además el hombre que asesinó a su viejo padre Harry McKenna (Donald Sutherland) a sangre fría. Algo insospechable ya que ambos fueron viejos amigos durante muchos años. Pero órdenes fueron órdenes para el antisocial protagonista y nada cambiará en su proceder hasta que descubra la mentira que “lo obligó” a liquidar a su viejo amigo. Doh. Los culpables, como se imaginarán, van a tener que pagar todo esto con plomo y sendas patadas en el rostro despachadas por la furia de Statham.

Steve y Arthur a punto de dejar como coladores a un montón de secuaces sin nombre

Ben Foster, sonriendo, pero siempre a punto de saltar y comerse crudo a tu perro

Otro villano para la lista del actor Tony Goldwin

Si ves al actor Tony Goldwin, no tienes que ser un genio para saber quién es el villano. Otro más para su lista: Ghost, El Último Samurai, El Sexto Día, etc.

En vez de escribir más de esta película, lo que me parece que realmente no tiene absolutamente ningún sentido, para mi lo más destacable de esta es uno de sus trailers, bastante brillante, titulado “Throwback Trailer”. Veálo primero y si le gusta se lo comento a la vuelta de la esquina.

¿Bastante transparente, no?. Irónico trailer que comenta sus propias imágenes, conversa a través de su texto con el espectador de forma directa y rinde, por supuesto, tributo musical y estético, a través de sus tipografías, a los años setentas. Porque esta película es, a todo esto, un remake de “El Mecánico” (1972) con Charles Bronson en el papel de Statham.  Claro que la factoría de Quentin Tarantino y sus amigos es una influencia también en este trabajo de pocos minutos.

Inteligente y simple avance que juega a ser anti convencional para marketear una película de este estilo que, por lo general, bastante más en serio que se toman. Lo que para mí generalemente ya es suficientemente ridículo. Así que blah blah blah blah blah blah blah blah blah blah blah blah blah blah blah blah blah blah blah less talkin’ more killin’, y escápate sin culpas.

Esto ocurriría si no existieran cosas como: Ley, Juicios justos, Etica, Sanidad Mental, Relaciones interpersonales, Entrenamiento Físico, Angry Birds (!), “La cárcel da mucho miedo”, Respeto por la propiedad pública, Miedo a la Muerte…

GALERÍA