Una película al día #5: “Morituri” (1965)

[ por: Andrés Daly ]

Brando se convierte nuevamente en Nazi, pero esta vez es uno de mentira dentro de la misma ficción, un alemán espía haciendo de oficial de las SS Alemanas, que viaja en un barco con un cargamento importante, mientras intenta evitar que esta caiga en manos del «eje del mal», el barco es capitaneado por el eternamente calvo y enojado Yul Brynner.

Con una dirección de fotografía realmente espectacular, de muchos contrastes, negros profundos, casi expresionista (alemán,» ja»), sobre todo en los encuadres de grupos de personas mirando fuera de cámara o junto a ella, con muy buena puesta en escena y composición, o los muchos rostros que se destacan en sucesivos primeros planos, a media luz. Acá algunos buenos ejemplos:

vlcsnap-192396

vlcsnap-191549

vlcsnap-188879

vlcsnap-187323

vlcsnap-186787

vlcsnap-186441

vlcsnap-185146

vlcsnap-185740

vlcsnap-192900

La película cautiva en los primeros minutos cuando se está sobre el barco, un (in)creíble set (complementado con algunas imágenes de un barco real e incluso las de un ¡submarino!…oh, Hollywood), lo que en contraste con la -muy- falsa locación en India al inicio, cuando Brando es encontrado por los ingleses, hace que sean imágenes de dos películas diferentes.

vlcsnap-193344

vlcsnap-184436

Lamentablemente, si toda la película tuviera un ritmo de al menos ¡un décimo! del dinamismo que se ve en el trailer o avance -acotación que coincide con uno de los comentarios en el video- porque, la verdad es que estuve a punto de dormirme viendo a  Brando vagando por el barco en una casi completa oscuridad, con un monótono sonido de fondo del cuarto de máquinas, en eterna búsqueda de unos explosivos, esquivando marineros, durante una infinitamente extensa secuencia. Bueno esa en realidad es otra historia completamente aparte… ¿cuantos avances nos venden una película que no es tal? en fin, si al menos fuese un poco menos… ¡excesivamente lenta por dios!, podría haber sido una muy respetable y original obra de tensión, complementada con Brando, que hace aquí todo lo que puede con un guión un poco flojo.

Nota: Conrad Hall, el director de fotografía que hace sus tareas de forma casi perfecta, esta detrás de cámaras en películas como «Butch Cassidy and the Sundance Kid», «American Beauty», y «Road to Perdition», todas ellas, visualmente espectaculares.

Más imágenes en la galería:

1 Comment

  • Víctor Hugo dice:

    Toda la razón, esta película es una lata. Da pena ver a Brando, en un bodrio como éste. Guión regular, puesta en escena lamentable y un muy mal ritmo, para una película que se supone debe atrapar al espectador. Su trama tiene ese objetivo (o uno muy parecido). De ésta, definitivamente no hablaremos en EMSB (?)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *