El indomable Ben Affleck

[por: Alba Reigada Tierro]

Pensar en Ben Affleck puede implicar muchas cosas. Algunos recordarán el momento de frenesí en los Oscar de 1997 cuando él y Matt Damon recibieron la estatuilla al mejor guion original por El indomable Will Hunting. Este instante se caracteriza no por la importancia del galardón, sino por la reacción de los que en aquella época eran dos chavales inocentes, que entraban en el mundillo de Hollywood casi sin querer y que transmitieron en un cómico discurso la emoción del momento.

Mi primer recuerdo de Affleck se remonta a su interpretación en Armageddon (1998) ¿Quién no ha visto este taquillazo dirigido por Michael Bay y cuyo guion co-escribió J. J. Abrams (uno de los creadores de Lost)? Que quieren que les diga, sus arrumacos con Liv Tyler con el I don´t want to miss a thing de fondo quedaron para la posteridad. Después vinieron Shakespeare in love (para los que no lo sepan, él estaba ahí) y Las fuerzas de la naturaleza con Sandra Bullock, hay que nombrar también Pearl Harbor (2001), pero Ben no acertó demasiado con sus elecciones y encadenó una serie de filmes que pasaron sin pena ni gloria por las salas. Gigli (con su ex-prometida Jennifer López) o Daredevil (con su actual esposa, Jennifer Garner) ambos de 2003, son un buen ejemplo de ello, lo de trabajar con Jennifers no le fue muy bien la verdad, pero el chico continuó con la cabeza bien alta y no se rindió, más bien todo lo contrario.

En 2006 le llegó el año de gracia y resurgió de sus cenizas gracias a su rol protagonista en Hollywoodland, en la que dio vida a George Reeves (actor que interpretó a su vez a Superman en Las aventuras de Superman de la ABC). Por ese papel Affleck consiguió la Copa Volpi en el Festival de Venecia y una nominación a los Globos de Oro de ese año.

Cambio de silla

Fue en ese momento cuando algo cambió, puede que una revelación o un intento por volver a sus inicios, pero lo que está claro es que Ben recordó su capacidad narrativa y se puso en funcionamiento, tanto es así que no dudó en lanzarse a una aventura que para muchos, le venía grande.

Gone baby gone (2007) significó su debut en la silla del director. El filme, basado en la novela homónima de Dennis Lehane, trata la desaparición de una niña y la investigación que dos detectives de Boston llevan a cabo. Fueron muchos los comentarios que relacionaron la similitud  del filme con el conocido como Caso Madeleine, de hecho, el estreno de la cinta se retrasó debido a este motivo. Pero más allá de la polémica, crítica y público quedaron sorprendidos ante la habilidad de Affleck para contar la historia, una habilidad verde todavía, pero que ya era una evidencia.

En 2010 llegó The Town: ciudad de ladrones. Ben se permitió un papel protagonista en una de atracos y con reparto coral, con un estilo muy distinto a Ocean´s eleven, no equivocarse. Alabada por la crítica, con este trabajo su faceta como director comenzó a no considerarse simple fruto de la casualidad, así que, ni corto ni perezoso, decidió atreverse con un filme mucho más complejo.

De película

Ya se comienzan a leer las primeras reacciones a Argo, su última cinta y son de lo más prometedoras. En esta película, Affleck se permite otro papel protagonista además de director, concretamente el de un especialista en operaciones especiales de la CIA que orquesta una curiosa y complicada trama. El marco de la historia se sitúa en la crisis de los rehenes en Irán en  1979, concretamente cuando la embajada de Estados Unidos en Teherán es asaltada y de la que seis prisioneros consiguen escapar. Es aquí precisamente donde entra Tony Mendez (Affleck), que para sacarlos del país se inventa el supuesto rodaje de una película: Argo. Basada en hechos reales, la curiosidad por ver como Ben afronta una temática mucho más complicada y variopinta, da bombo a una cinta que puede consagrar su talento en la dirección de tal manera, que muchos ya se atreven a compararlo con el mismísimo Clint Eastwood. Habrá que verla para juzgar, pero puede decirse casi con certeza que Argo significará un antes y un después en la carrera de El indomable Ben Affleck.

Trailer

GALERÍA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *