Dossier Joel & Ethan Coen: Tullerías

¿Sonríes para tentar a un amante, Mona Lisa?

[ por: Andrés Daly ]

Se preguntaba con esas palabras en 1950 el gran Nat King Cole en su canción “Mona Lisa”, y se pregunta lo mismo en el 2006 un turista norteamericano en Francia, interpretado por Steve Buscemi. Sentado en la estación “Tullerías” del metro de París,  el actor fetiche de los Coen –que por lo general termina mutilado, desaparecido o convertido en cenizas al final de las películas de los hermanos directores de “Fargo”, bueno aquí termina bastante mejor- se encuentra sentado plácidamente esperando un tren que no llega.

Armado de Lonely Planets, planos y postales sobre la ciudad del amor, el cuasi típico turista contempla, pacífico, el silencio en un pedazo subterráneo de la ciudad donde el contacto visual con otro ser humano –como dice el mito de Nueva York- ¡está totalmente prohibido!. La guía se lo ha advertido, pero como buen ser humano, la curiosidad es inevitable, igual como es de atractiva la promesa de esa mujer conocida como Mona Lisa. Una guapa chica al otro lado del andén, y el beso apasionado que ella se da con su pareja se convierten en el centro de la mirada de Buscemi. Demasiado tarde, ambos han visto al forastero directamente a los ojos. El voyeur esta al descubierto. Cuando la chica pelee con los celos del novio y cruce la línea para sentarse junto a él, junto al hombre que no entiende el idioma del país que visita –como buen gringo, valga agregar- y le de una mirada inconfundible…acompañada de esa sonrisa “mística” como la mujer del cuadro…¿probará nuestro turista esa deliciosa promesa?.

Divertido cortometraje que se une abruptamente al cuerpo de cortos que conforman “París, je t’aime”, película dedicada a la ciudad del amor, el parisino ególatra e insoportable, el vino y otros clichés cinematográficos que se toman o se olvidan por completo (y aquí es cuando destacan los mejores cortos) con menor o mayor oficio, dependiendo en general del director.  Corto dueño del típico del humor de los Coen que destaca por sobre la aburrida pretención artística de otros cortos del grupo y que funciona en sí mismo como un comentario ácido. El de un extranjero que enfrenta la teoría de la guía a la práctica en un metro, el choque con los habitantes de otro mundo. Unos que le prometen en la mitología y el discurso popular ese sueño apasionado, el que todos buscamos finalmente cuando se cruzan las miradas.  No siempre resulta.

Mona lisa, mona lisa, men have named you
you’re so like the lady with the mystic smile

Is it only ‘cause you’re lonely they have blamed you?
for that mona lisa strangeness in your smile?

Do you smile to tempt a lover, mona lisa?
or is this your way to hide a broken heart?

Many dreams have been brought to your doorstep
they just lie there and they die there

Are you warm, are you real, mona lisa?
or just a cold and lonely lovely work of art?

Nat King Cole

El cortometraje completo:

 

GALERÍA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *