Una película al día #64: “Kick-Ass» (2010)

[ por: Andrés Daly ]

Al fin una película de superhéroes adolescentes escrita y filmada con huevos. Basada en el comic de Mark Millar y John Romita, «Kick-Ass» es dirigida por Mathew Vaughn, el mismo detrás de la gangsteril «Layer Cake» con Daniel Craig, y no tiene concesiones con ninguno de los elementos que hoy pueden parecernos «tabú», y que se evitaban en películas anteriores de este púber subgenero súper heroico.

Con pequeños toques de realismo, aunque muy alejada de la calidad cinematográfica, narrativa, verismo y seriedad de «Batman Inicia» (2005) y «El Caballero Oscuro» (2008) de Christopher Nolan, o la perversa mirada social de «Watchmen» (2008), «Kick-Ass», como el comic en el que se basa, decide mostrar: real sexualidad adolescente – Dave Lizewsski (Aaron Johnson) nuestro geek protagonista está, en un raro momento de sinceridad hollywoodense, masturbándose apenas es presentado en pantalla (aquí no hay lugar para quedarse solamente con las contemplaciones platónico-románticas de Peter Parker); la ausencia de experiencias traumáticas que detonen al superhéroe principal (no hay lugar tampoco para la venganza poética); inexistencia de súper poderes, cuando las armas de filo y pólvora es todo lo que se necesita para erradicar -brutalmente- el crimen, desmiembros, balas, cabezas perforadas, heridas y por último la real posibilidad de la muerte.

Inicio del film. La narración del protagonista y un hecho concreto fijan inmediatamente el tono.

Dave Lizewski, con las manos ocupadas

Dave en el traje de «Kick Ass»

Como «Mirageman» el protagonista se cambia en un callejón antes de ir a pelear por la justicia.

Estableciendo diferencias

Como cereza de la torta, una niña de once años llamada Mindy Macready (Chloe Moretz) se transforma en «Hit Girl», sádica vengadora vestida de superhéroe, creada a perfección por su padre Damon, que a su vez se viste por las noches como un clon bigotudo de Batman, llamado «Big Daddy» (Nicolas Cage); un ex-policía en busca de venganza. Hit Girl es probablemente una de las asesinas más jóvenes y despiadadas jamás filmadas en Hollywood. Con este menú preparado, que comience la anarquía.

Directa respuesta entonces a películas como las tres adaptaciones de «Spiderman» de Sam Raimi; que pusiera los últimos clavos al ataúd de su franquicia en su llanamente estúpida tercera parte, por estos días lista para un reboot, y que en comparación a esta película parecen salidas de un cuento de hadas.

Padre e hija compartiendo un helado

Damon Macready

So… Have you thought a little more about what you might want for your birthday?

Mindy Macready

Can I get a puppy?

Damon Macready

[surprised] You wanna get a dog?

Mindy Macready

Yeah, a cuddly fluffy one, and a Bratz movie-star make over Sasha!

Damon Macready

Mindy Macready

[laughs] I’m just fucking with you Daddy! Look, I’d love a Benchmade model 42 butterfly knife.

Damon Macready

[relieved] Oh, child… You always knock me for a loop!

«Hit Girl»

La historia es más o menos la siguiente: En Nueva York, cuna o inspiración de las metrópolis de buena parte de todos las ciudades donde parecen vivir los superhéroes, Dave Lizewski, un chico que como único poder es invisible a su padre, su escuela y la chica que le gusta, decide convertirse en justiciero, encargando un ridículo spandex verde y una máscara por internet. Ahora se hará llamar «Kick-Ass» o «Ass-Kicked» dependiendo del punto de vista. Luego de la obligatoria escena de entrenamiento, viene su primera «buena acción». Hasta aquí, la película no me había sorprendido demasiado, estuve a punto de abandonarla, y me parecía además ver un eco de una escena muy similar en la chilena e interesante «Mirageman» (2007) de Ernesto Díaz,  con un par de asaltantes riéndose de la evidente ridiculez del héroe.

Pero, aquí, con esta primera acción interrumpida, viene la primera gran sorpresa y un importante cambio en la estructura a la que nos tenían acostumbrados. Lo que sigue es la historia de enfermiza venganza de los Macready, la incredulidad de un jefe de la mafia local llamado Frank D’Amico a la que se dirige (Mark Strong, en el tercer villano en fila que  le veo después de «Robin Hood» y «Rocknrolla«) y su hijo Chris (Christopher Mintz-Plasse, alias McLovin en «Superbad») que decidirá convertirse en otro tipo de héroe o  más bien antihéroe, llamado  «Red Mist». No quiero agregar más, y dejo al espectador el juzgar este entretenidamente inmoral y rupturista quiebre de estándares filmado con mucho estilo, acompañado por un soundtrack ondero comandado por The Prodigy. Un poco de aire fresco hace bien.

Mark Strong (al centro): ¿villano del año?

Dave y Katie

Katie Deauxma

I think «Kick Ass» is cuter. I would fuck his brains out if i’ve got the chance.

—————————————

Dave Lizewski

How do I get a hold of you?

Hit Girl [sarcastically]

You just contact the mayor’s office. He has a special signal he shines in the sky; it’s in the shape of a giant cock.

————————————-

Balas y sangre

«Scott Pilgrim» próximo comic (inspirado en los videojuegos) que es mencionado en esta película y que llegará en unas semanas más al cine.

«Kick-Ass»

Galería

2 Comments

  • Andres dice:

    Creo que la mención a Quentin Tarantino que haces, Chus, es muy relevante (sí, también apareció en mi cabeza cuando veía esta película) porque si hay un realizador que tomó el tema de la violencia y la acercó frontalmente al público es él desde hace ya casi 20 años, llevándola, en sus películas, a mezclarse con otras áreas; bajándole su peso y gavedad, bañándola en un humor un poco perverso, sino, recordemos algunas partes francamente para la risa de la masacre de Uma Thurman a decenas de hombres, ella vestida en buzo amarillo en «Kill Bill V1», o recientemente la masacre dentro de un cine, con Hitler incluído, en «Bastardos sin Gloria».

    Tarantino, en toda su carrera, ha filmado escenas bastante gráficas, pero convirtiéndolas en algo cotidiano, casi normal como dices tu, y hasta banal, como el bache en el camino que hace que la pistola de Travolta le vuele los sesos a un pobre negro en la parte de atras en el auto en «Pulp Fiction», el mismo Travolta saliendo del baño es acribillado, etc.

    Creo que si esta película toma las películas de comics en brutal cocktelera – que me gustó- pues bien que se insipire en Tarantino, que es un director que ha hecho una carrera de maestro refriendo ya todos los géneros (policial, artes marciales, thriller, pulp, venganza, bélico…nos dara ciencia ficción, western y lo demás espero) y homenajear, con cambio de tuerca, todos los directores y películas que, seguramente, don Quentin ha visto más que tú y yo juntos.

    Bien! que de gustos no hay nada escrito dicen (aunque los blogs prueban lo contrario jaja) y se respetan obviamente todas las opiniones. Acogí tu recomendación y ya logré descargar «París dormido», y pronto la veré, con «una película al día #» escrito incluído este fin de semana. Gracias por el dato, Saludos!

  • Chus dice:

    Me parece un refrito de películas de comics, con toques tarantonianos (cuando mete la música de «la muerte tenía un precio» al estilo Leone ya casi me da un ataque de risa)

    Además, no me gusta que se banalice tanto la violencia hasta el punto de que parece que sea algo normal y hasta divertido. Creo que es un terreno en el que cada día se está entrando mas.

    Ver a una niña de 14 o 15 años rebanar cuellos, apretar un botón de una prensa de un coche y reventarse al que está dentro como si «nada» no va en mis preferencias cinéfilas.

    Pero oiga, respeto a aquel que le guste. Eso si…. esa persona no vive en mi mundo.

Responder a Andres Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *