Una película al día #23: “Jesus camp” (2006)

[ por: Andrés Daly ]

Uf. Probablemente la película más terrorífica que he visto. Este documental dirigido por Heidi Ewing y Rachel Grady muestra, con sorprendente acceso total y libertad, la preparación y desarrollo de un horroroso campamento evangélico para niños y sus familias, en una ciudad en pleno centro de EE.UU.

Lo que sigue, es la inmoral adoctrinación que se le hace a los niños, un verdadero lavado de cerebro basado en las más absurdas e inmorales consignas, como el «army of God», ¡la creación de un ejército fanático de Dios!; la unión de estado -Republicano únicamente, ojo- e Iglesia («One God, one Country») bajo la pedagógica figura de cartón a tamaño natural del entonces presidente George Bush mostrada a los asistentes, la guerra a Darwin y la imposición de la teoría mas descabellada de la historia, llamada «Creacionismo» (que debe ir a la par con la pseudo guerra alienígena que postula la extrañísima Cientología) y muchas otras aberraciones bastante más preocupantes, que no tienen nada que envidiarle a otros campamentos juveniles previos en la historia y que muestran los peligros que representa para la vida, el intelecto, el progreso y convivencia de los seres humanos el fundamentalismo, en este caso, cristiano.

Campamento

Becky Fisher

Say hello to George Bush

¿La nota humorística? hay dos, una es el loco ataque a Harry Potter que hace Becky Fisher («¡Warlock!») y que es bastante insólito de por sí; el otro, el irónico caso de Ted Haggard, acérrimo atacante de la union homosexual, y ex-líder de la congregación evangélica en EE.UU., que es entrevistado en la película en una mega iglesia y que cayó, al mes del estreno del filme, bajo el escándalo del descubrimiento de una relación con un prostituto homosexual durante varios años. Plop.

Mr.Haggard

Los protagonistas son 3 chicos que vistan el campamento con sus familias y la pastora, Becky Fisher. Entre medio, está el viaje a una de las Mega Iglesias (estructuras capaces de albergar 10 mil personas en promedio), que son visitadas, en total, por más de 30 millones de evangélicos en los EE.UU. Un gran número de asistentes, que como muestra el documental, es usado por varias de estas congregaciones como un poder sociopolítico, y una fuente de inagotable dinero.

«It’s no wonder, with that kind of intense training and discipling, that those young people are ready to kill themselves for the cause of Islam. I wanna see young people who are as committed to the cause of Jesus Christ as the young people are to the cause of Islam. I wanna see them as radically laying down their lives for the Gospel as they are over in Pakistan and Israel and Palestine and all those different places, you know, because we have… excuse me, but we have the truth!» – Becky Fischer

«Becky Fischer: And while I’m on the subject, let me say something about Harry Potter. Warlocks are the enemies of God! And I don’t care what kind of hero they are, they’re an enemy of God and had it been in the Old Testament, Harry Potter would have been put to death!
Crowd: Amen!
Becky Fischer: You don’t make heroes out of warlocks!»

Un interesantísimo documental, que produce, lamentablemente, bastante lástima por sus pequeños protagonistas.

Algunos videos relacionados:

The Evangelical War On Science

The incredible hypocrisy of Ted Haggard

Edie Izzard vs. Creationism * Bastante divertido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *