Una película al día #20: “Zeitgeist” (2007)

[ por: Andrés Daly ]

Probablemente el más famoso documental de tono «conspirativo» de la era Youtube, «Zeitgeist», o «el espíritu (Geist) del tiempo (Zeit)», en poco más de dos horas, se divide en tres segmentos contiguos, que poco tienen en común:

– La Religión: en un tono bastante similar, por decirlo de cierta manera, al «educativo» que utilizaba el libro «El Código Da Vinci» (nota del link anterior: el teaser trailer de «El Código Da Vinci» ¡es plagiado por el inicio del documental que vi ayer!); se presentan una gran cantidad de datos (verdaderos y lamentablemente también algunos falsos) que apoyados en gráficos simples, buscan denunciar al Cristianismo como la apropiación de una mitología astrológica anterior, lo que no sorprende mucho a quien ya lo conoce, sobre todo en aquellos datos que están acertados. ¿El objetivo de esta apropiación? bueno, creo que no necesita explicación.

– La Propaganda: Ahora, olvídense de Jesús. El documental pasa a dedicarse, con fanático fervor, a la bastante compleja conspiración supuestamente desarrollada por el Gobierno de EE.UU., con el ingenuo o participativo apoyo de los medios, para derribar las Torres Gemelas frente a los ojos de millones de personas, enmascarándolo como un atentado terrorista. Una conspiración aún mas grande que, por poner otro ejemplo en tono similar (pero totalmente ridículo), el que clama que el hombre nunca visitó la Luna, en un ya muy famoso Mockumentary, que recomiendo ver y que algunos desprevenidos tomaron por cierto. A propósito, sobre estos últimos, hay quienes afirman con total credulidad que los camarógrafos de la grabación del falso alunizaje tuvieron que ser asesinados una vez entregaron las cintas, pero por alguna razón Stanley Kubrik se salvó. Que divertido.

– La Geopolítica y la Economía Globlal: ¡»Ay Dios mio«!, ahora, olvídense del World Trade Center. Este segmento discute tópicos como: la independecia de EE.UU, la creación de banco federal de EE.UU., Pearl Harbour, Vietnam, Iraq, microchips implantados en la piel humana, la filosofía Nazi, empresarios dominantes, el sistema educativo, una comparación entre Hitler y Bush, la manipulación mediática, la conciencia global, entre otros.

«The last thing the men behind the curtain want is a conscious informed public capable of critical thinking. Which is why a continually fraudulent zeitgeist is output via religion, the mass media, and the educational system. They seek to keep you in a distracted, naive bubble. And they are doing a damn good job of it.»

Escrita, producida, editada y dirigida por un señor llamado Peter Joseph, el mayor problema que tiene Zeitgeist, creo, es esa muestra un tanto frenética de datos presentados de forma cuestionable, donde las suposiciones y prejuicios del autor se mezclan con documentos o datos verídicos de forma indiscriminada, dentro de un discurso apoyado en la suma de argumentos (que no suman) y que se estructuran de forma independiente. Esto la hace ser parte, quiera o no, de ese género literario y audiovisual de la «teoría conspirativa». ¿Que es eso?, una definición básica:

«A conspiracy theory usually attributes the ultimate cause of an event or chain of events (usually political, social, pop cultural or historical events), or the concealment of such causes from public knowledge, to a secret, and often deceptive plot by a cabal of powerful or influential people or organizations. Many conspiracy theories imply that major events in history have been dominated by conspirators who manipulate political happenings from behind the scenes.»

Un fanático. Foto de flickr: luna715

Pero a estas alturas, ¿no llega bastante tarde la advertencia que la religión, los bancos, los gobiernos, los diarios y la televisión nos muestran aquello que les conviene y no siempre será la verdad?. A mi parecer, lo único bueno de esta cazuela audiovisual, condimentada con algunas duras verdades, sensacionalismo, y pizcas de alarmismo, es el llamado de atención que se le puede hacer al espectador de leer e informarse, ¡pero por su propia cuenta!, de tener sus propias conclusiones y cuestionar aquello que se le presenta en los siempre (¿que, ud. no lo sabía? parece gritar el video) parciales medios.  Pero por ningún motivo, por favor, tomar la receta del señor Joseph al pie de la letra.

Mañana (o mas bien, a continuación): la increíble «Man on Wire» (2008)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *