The pink wall, documental acerca de la memoria histórica homosexual participará en Festival de cine de Turín

En los últimos años se ha revisado la memoria histórica del Franquismo, con ley incluida, pero «nunca la memoria histórica de los gays». Así explica el periodista Enrique del Pozo, guionista y codirector junto a Julián Lara del documental ‘El muro rosa’, la motivación por filmar testimonios que hablan de torturas, apaleamientos y discriminación de los homosexuales durante la dictadura.

La cinta, que participará en el Festival Cine de Turín -considerado los Oscars del cine gay- a partir del 1 de mayo, está lista desde finales de 2010 pero aún no tiene fecha de distribución en salas comerciales. Entre tanto, Del Pozo lo presenta en actos vinculados con el colectivo de gays, lesbianas, bixesuales y transexuales de España (FEGLBT).

El documental comienza con un Jesucristo crucificado, desnudo, con la bandera del orgullo gay como taparrabos. «Jesús quería a todos a su lado, y también a nosotros. [Pero] la Iglesia ha sido tan mala como el Franquismo al negar la igualdad entre las personas», explica Del Pozo, que se confiesa «seguidor de Cristo».

‘El muro rosa’ es un proyecto en el que Del Pozo ha invertido 100.000 euros. Una pieza inconcebible sin el escritor Pierrot: «Él lo guardaba todo en su casa, llena de libros y cintas, y ha aportado casi toda la documentación», explicó durante un pase de su ‘ópera prima’ en la plataforma Diversidad 2011. Un acto, y también un documental, dedicado Pierrot, que falleció hace pocas semanas.

El documental nace de las experiencias de Del Pozo. La primera vez que se dio cuenta de la dura realidad que le esperaba fue con 15 años: «Al volver de Italia, en el cine Europa de Madrid se ligaba y una vez me pilló la Policía y me dio una paliza brutal que no me atreví a ir a casa».

La pieza recuerda que la homosexualidad sigue siendo «pena de muerte en ocho países, entre ellos Irán». Uno de los múltiples ejemplos actuales a los que recurre Del Pozo para denunciar la persistente «discriminación e hipocresía de la sociedad».

La terapia de La naranja mecánica

‘El muro rosa’ narra para el presente un pasado muy cercano en apenas 53 minutos. Está estructurado en testimonios de Pierrot, de la transexual Carla Antonelli, el modelo Jordi Griset o el periodista Eduardo Mendicutti que confluyen en un rotundo ataque a la Iglesia, al Franquismo, a Oriente Medio y al acoso escolar en las escuelas. Aparecen temas tan de película como la terapia de aversión que popularizó ‘Alex’ en ‘La naranja mecánica’, aquella secuencia en la que los ojos están forzadamente abiertos mientras se lanzan mensajes subliminales. Pero aquí son reales con Griset como protagonista durante el Franquismo.

Películas de esta temática como ‘Sunday, Bloody Sunday’ (John Schlesinger), ‘Brokeback Mountain’ (Ang Lee) o ‘Mi nombre es Harvey Milk’ ( Gus Van Sant) son referencia para este director y guionista que se hizo famoso con el dúo del ‘co-co ua’ de ‘Enrique y Ana’. «Quiero que [el documental] llegue a los niños y lo cederé gratis para cualquier cosa pedagógica» porque «aún se sigue sufriendo mucho cuando se es homosexual», explica. «Además, los más jóvenes piensan que socialmente está aceptado el serlo y luego hay discriminación», apunta.

Su circuito, de momento, no será el comercial y empezará el camino oficial en Turín. Luego más festivales y Del Pozo ya planea otro documental, sobre «sexo y mujeres». Y afirma: «Yo estuve en Berlín el día que cayó el muro. Y aún quedan muchos muros por romper, pero si cayó el de Berlín por qué no van a caer otros».

Fuente: El mundo

GALERÍA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *