Tercer Mundo, un mosaico fílmico

[ por: Carolina Cartagena ]

En los últimos años, nuestro país se ha transformado en un semillero de jóvenes directores que no teme aventurarse en tramas poco habituales y nuevos formatos. Tercer Mundo es exactamente eso, una película donde la historia se asemeja más a la ficción que a la realidad y cuyos parajes proponen una estética natural y diversa. La cinta no retrata al chileno medio ni pretende adentrarse en existencialismos profundos. Tercer Mundo es pura acción ficticia.

Tercer Mundo, así se llama esta película de comedia, drama y ciencia ficción que, mediante la colaboración chilena, boliviana y costarricense, busca entretener al cinéfilo chileno y extranjero. En ella se expone la historia de tres jóvenes que, para alejarse de la monotonía de sus vidas, se enfrentan a un eclipse y señales extraterrestres. La cuota de misterio la pone un extraño amuleto que junto a un rumor de acabo de mundo, termina por completar la trama inicial. Los personajes del filme (Juan, Amaya y Richi) provienen de Chile, Bolivia y Costa Rica. Por ende, las escenas transcurren en ambientes disímiles que dejan al descubierto las diferencias estéticas de cada paraje. Al aire libre y exponiendo un sinnúmero de tomas exteriores, este trabajo logra reflejar parte del colorido mosaico latinoamericano. ¿Cómo? El equipo cuenta con secuaces en las tres locaciones mencionadas. ¿El resultado? Tercer Mundo.

César Caro es un cineasta joven que hace su estreno nada más ni nada menos que con una cinta de ficción que apuesta a la mezcla de géneros. Nada mal para empezar. Y es que de un tiempo a estar parte, los directores chilenos se han dedicado a pensar “outside the box” (fuera de la caja). Paulatinamente cada creación ha ido encontrando su esencia y eso se agradece. Basta de cintas donde el comentario es “se parece a esta X película”. Tercer Mundo postula algo nuevo y, de cierta forma, atrevido: combinar tres historias, cada una en su país, en torno a un mismo elemento. En términos cinematográficos, esto se apellida McGuffin, ese algo que genera el desarrollo de la trama. Al mismo tiempo, la proveniencia de sus protagonistas forma el abanico que cerca el argumento, resultando de esto una película con estructura coral.

Suma y sigue

El chileno César Caro y su ópera prima ya iniciaron el circuito cinematográfico. De esta forma y tranquila por las piedras, la cinta se ha convertido en un cheque a fecha que espera llenar salas nacionales en diciembre 2010. La co-producción de Películas Plot y Filamento Films, ya recibió el premio al Mejor Largometraje Centroamericano, en la categoría de Ficción, cuando en 2009 participó en el festival guatemalteco Icaro. En esta oportunidad, se exhibieron obras provenientes del mundo entero. El trabajo de Caro ha sido blanco de buenas críticas tanto en el Festival de Cine Las Américas, como en el Cinequest Film Festival en Estados Unidos. Por último, Tercer Mundo fue elegida por el American Film Institute para participar en la vigésimo primera versión del Latin American Film Festival, una instancia que reúne a las 40 mejores películas hispanoparlantes del mundo. Como en Chile aún no se estrena, habrá que conformarse con ver el trailer. Recién en diciembre se estrena en salas nacionales. Habrá que ver si causa el furor o si resulta ser sólo una bonita promesa.

Como adelanto, conversamos con su creador, César Caro, quien cuenta algunos detalles acerca de la realización de la película.

En chile, el género de ciencia ficción es poco explorado ¿En qué te inspiraste para hacer la cinta?

Básicamente me inspiré en algunos mitos locales sobre avistamientos de ovnis que escuché mientras vivia en Costa Rica en Bolivia y acá en Chile. En los volcanes y lagos de Costa Rica y el altiplano Boliviano hay historias alucinantes sobre objetos no identificados que me parecieron atractivas. Luego las mezclé con esa realidad social que hay en latinoamerica que tiene que ver con la migración, donde los jóvenes se van a buscar mejores oportunidades afuera.

Como primer largometraje de seguro tuviste dificultades. En términos técnicos ¿Qué fue lo más difícil?

El filmar en tres países fue un desafío muy grande, sobre todo mantener una unión en el tono y el tipo de humor entre personajes que pertenecen a tres países diferentes como Chile, Costa Rica y Bolivia. Esto se logro con mucho trabajo de guión y trabajo con los actores, quienes ayudaron a encontrar finalmente el tono y espíritu que unió las tres historias en una sola. También las dificultades climáticas, como las lluvias intensas en Costa Rica  y la altura en el altiplano, fueron motivos de preocupación pero pudimos salir del paso con todo eso.

Sabemos que las tomas exteriores se roban la película, ¿es esta una decisión aleatoria o siempre lo tuviste claro?

No creo que sea así, las tomas exteriores tienen que ver con los personajes, con la trama principal y con la historia de cada uno de estos tres personajes jóvenes y soñadores que quierer irse a otro lugar a buscar sus sueños. Para mí, lo más importante es la historia, no las locaciones o tomas bonitas.

Con respecto al resultado final, ¿es exactamente lo que tenías en mente o fue cambiando mucho en el camino? Si así fue, ¿cuáles fueron las modificaciones más relevantes?

El espiritu de los personajes y la historia es la misma que al inicio, lo que cambió bastante fue la estructura de la pelicula, el cómo contar tres hisorias de manera paralela. Allí se hizo un trabajo súper intenso de edición que le dio un carácter misterioso y entretenido a Tercer Mundo.

Con respecto al financiamiento, ¿Cómo se financia la cinta?

Fue complejo al inicio porque nadie creía posible hacer una película en tres países, tuvimos que juntar a soñadores, entusiastas, colaboradores,  profesionales y billeteras privadas para que se sumaran a la odisea. Felizmente, al final dos fondos nos ayudaron a terminar la pelicula, Proartes en Costa Rica y Corfo en Chile.

¿Con qué se va a encontrar el espectador cuando vaya a ver Tercer Mundo?

Se van a sorprender, porque es una película diferente y entretenida, que los llevará a un lugar de latinoamerica que no se esperan, porque te dice que también tenemos historias fantásticas y frescas que contar sobre nuestra juventud. Ese es el juego de Tercer Mundo, la otra cara del Tercer Mundo, esa que tiene que ver con los jóvenes y el lado fantástico de nuestros pueblos.

Es tu primera largometraje, ojalá no el último ¿Hay algún proyecto en el horno?

Sí, ya estoy preparando el rodaje de mi siguiente película. Es una historia de jóvenes enfrentados a fantasmas y realidades paralelas, siempre con una buena cuota de humor negro.

Para estar enterado de las fechas de estreno y otras noticias, manténganse conectados mediante su Facebook y a través de Twitter @TercerMundoFilm.


GALERIA

4 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *