Maya Deren: visiones de una artista integral

[ por: Carolina Rebolledo González ]

Introducción

El trabajo que a continuación se presenta es una investigación en relación al trabajo de la artista Maya Deren. Maya Deren nace en Ucrania en 1917, pero desarrolla toda su carrera artística en Estados Unidos, lugar donde se le considerara una de las principales representantes de la vanguardia artística de los años 40 y precursora del cine underground norteamericano.

EI trabajo de Maya Deren representa una de las muestras más interesantes de integración entre artes, como también un modelo muy sólido de la relación teoría artística y creación.

Para realizar una revisión ordenada de los distintos tópicos a tratar en esta investigación, la he dividido en 2 bloques temáticos; el primero «Aproximaciones a Ia poética de Maya Deren» y el segundo «Visiones acerca de tres films de Maya Deren».

En la primera parte revisaré el trabajo de esta artista desde su relación con todas las artes y la forma en que plasma su avanzado conocimiento del universo artístico en su producción fílmica. La segunda parte es una revisión de tres de su films más importantes: «Meshes of the afternoon«, «At land» y «Ritual in transfigured time«, los cuales serán tratados desde 3 tópicos respectivamente: la poética de los objetos, la relación cuerpo femenino y arte y el tiempo y la metamorfosis.

Este trabajo tiene el objetivo de develar algunos de los elementos que constituyen a Maya Deren como una de las mayores representantes del concepto de Arte total, a la vez que como una figura fundamental para la construcción de una nueva concepción del lugar que tiene la mujer en la creación artística.

1era Parte: Aproximaciones a la poética de Maya Deren

Acercarse al trabajo de Maya Deren implica adentrarse en la obra de una de las artistas más complejas, transgresoras y completas del pasado Siglo XX. Lo trascendente de Maya Deren radica en la incapacidad de clasificar su creación en disciplina ni corriente artística ninguna, la brillantez de su trabajo está enraizada en su calidad de «precursora de la vanguardia» y en su visión única e integral del arte, una visión que la lleva a abordar el fenómeno artístico desde todas sus formas, colores y dimensiones.

Clasificar a Maya Deren como la madre del Cine Independiente Norteamericano es quedarse muy corto en definiciones, la obra de esta artista trasciende las barreras del formato cinematográfico y se convierte en referente obligado para la danza, el teatro, la poesía y las artes visuales. Lo notable de esta creadora consiste precisamente en su capacidad de beber de todas las artes y las disciplinas humanísticas, su trabajo esta fuertemente influenciado por la filosofía, la antropología y la psicología. Esta visión holística de lo humano sumada a la idea de la transversalidad de lo artístico, es lo que confiere tanta riqueza a su obra y le otorga un nivel de interés que se ha mantenido intacto en más de medio siglo de historia.

La producción de Maya Deren efectivamente está contenida en forma de Películas, pero es importante señalar que el film es para esta creadora un medio donde ella encuentra la mejor forma de plasmar sus ideas y no necesariamente la elección de un formato artístico. El modo en que el cine era concebido en ese momento no tenía para esta artista ningún interés, ella se apoderara de los medios cinematográficos y establecerá una nueva forma de crear con la cámara.

Antes de encontrarse con el cine Maya Deren provenía del mundo de las letras, por lo que su teoría artística encontrará también soporte en el formato del Ensayo, trabajos que no solo representan un excelente material para una mejor comprensión de su obra, sino que además poseen en si mismos un gran valor literario.

Maya Deren comienza su trabajo en el cine teniendo como convicción su necesidad de convertir al cinematógrafo en una forma artística independiente de las otras artes. Este deseo es para mi la principal paradoja de esta artista, la que, ha mi modo de ver, muy lejos de distanciarse de otras expresiones artísticas, logra captar la esencia de ellas, llevando a través de su trabajo al cine muy cerca del concepto de «arte total».

Como ya dije es imposible comprender la obra de Deren sin visitarla con una mirada artística integradora, por esta razón en esta primera parte de la investigación realizaré un paso por lo que a mi juicio son las bases para iniciar un estudio de esta artista: Su visión del cine, su relación con las letras, su vinculo con la danza, su obsesión por la pintura y por último los elementos que la relacionan con el movimiento surrealista.

Maya Deren y el Cinematógrafo

«Yo fui poeta antes de ser cineasta y fui una poeta muy pobre, porque yo pensaba en términos de imagen. Lo que existía en mi mente era esencialmente una experiencia visual La poesía fue un esfuerzo de poner estas imágenes en palabras. Cuando tuve una cámara en mi mano, fue como volver a casa, fue como poder hacer lo que siempre busqué sin la necesidad de traducirlo a palabras».1

La revolución que Maya Deren impondrá al cine es de tipo esencial. Al referirnos a las aportaciones de esta artista al mundo del Audiovisual, no nos referimos simplemente a temas formales, técnicas fílmicas o maneras de construir el discurso de la imagen, sino que nos referimos al modo de concebir el formato cinematográfico en su fondo y no solo en su forma. Para Maya Deren el cine es un arte que tiene que encontrar los medios de expresión que le sean particulares y divorciarse de las otras manifestaciones artísticas, solo de esta manera podrá encontrar su propio medio de representación.

Maya siente la necesidad de crear para el cine un idioma formal independiente, basado en la idea de que el cinematógrafo es una forma artística, que requiere una percepción particular del espectador, como lo requieren todas las otras artes.

Según ella el gran error del Cine consiste en cimentar su modo representacional en la fotografía y la narrativa, limitando las posibilidades de un film a las acciones de: registrar la imagen y describir una realidad ya existente, la que se sostiene en la historia y Ia estructura horizontal de lo narrativo. De este modo el cine acota su campo de acción y se convierte en una expresión de mera comunicación, alejándose del concepto de obra de arte.

Para Maya Deren la obra de arte es una creación y por tanto implica necesariamente instaurar una nueva realidad y constituir una experiencia. El cine es entonces para esta artista, una práctica en la que es necesario abandonar todas las realidades previamente conocidas y adoptar una «actitud de receptividad inocente que permita la percepción y la experiencia de una nueva realidad«.2

Deren sostenía que existe para el arte un publico limitado no por una situación de ignorancia 0 escasez de capacidad de análisis, sino por una ausencia de «receptividad inocente», una resistencia por parte de los espectadores a abandonar la realidad. Este objetivo de la artista por introducir al espectador en estados nuevos y desconocidos, p0r trasladarlos a una experiencia visionaria, es l0 que explica la concepcidn ritual que tiene Maya del cine y l0 que ha hecho que sus films sean adjetivados como «Films de Trance».

Para Deren el film es una experiencia iniciática, al igual que Buñuel y Dalí rasgan el ojo de la mujer en «Un perro andaluz», como signo de desvirgación del ojo del espectador, anunciándonos que lo que veremos no ha sido visto antes; esta artista se nos presenta como una sacerdotisa, un ser que nos introducirá en un momento de contenido sagrado, que implica la entrada a un mundo nuevo con el consiguiente trance que esta salida de la realidad conlleva.

Esta artista era una detractora del cine de Hollywood de su época, el que le parecía muy insuficiente por el hecho de encontrarse cimentado en la historia, la ficción y el drama en escena, esta artista desafiara estos conceptos por medio de la búsqueda de una nueva forma de narración, que escape a lo literario y a lo descriptivo. Maya Deren no desconocerá la importancia del relato, sino que propondrá una nueva lógica de la construcción dramática: en primer lugar definirá que el prototipo de lo narrativo no es asimilable al cine porque tiene su origen en la palabra, mientras que el Him tiene su génesis en la imagen; el énfasis entonces estará en descubrir como «contar» a través de la imagen.

Deren quiere captar la imagen, pero no se contenta con el solo hecho de registrarla. Para ella la cámara es un elemento que no ha sido totalmente explorado hasta ese momento, se le ha subestimado como un simple apresador de imágenes, desconociendo su potencial creador, Maya Deren declara que la cámara tiene la capacidad de elaborar una nueva imagen a partir del simple hecho del registro.

La creadora realiza un interesante paralelo entre el mecanismo del ojo y la cámara: para ella lo más importante de la acción de ver, consiste en el modo en que nuestro cerebro procesa Ia imagen visualizada, es decir todo lo que ocurre en la mente en el momento que precede al contacto con lo visto: el momento de la «significación». Ella cree que hasta ese minuto, el cine solo se ha hecho cargo de la acción de ver, ignorando la capacidad de la cámara de realizar, junto con el ojo del creador claro está, el acto de significación. Deren dirá que los cineastas han cometido el error de subestimar las posibilidades del artefacto con el que es posible realizar el cine, reduciéndolo a la categoria de la maquina de escribir que reproduce un poema, o del pincel que es simple prolongación de la mano del artista.

Maya Deren descubre en la cámara cinematográfica un potencial que le es exclusivo y que consiste en su capacidad de modificar y manipular los factores de tiempo y espacio. La artista definirá al cine como el arte del espacio y el tiempo y basara su poética en la producción de nuevas experiencias y relaciones tempero- espaciales, así como también, en la búsqueda de un tratamiento visual y creativo del tiempo.

Del mismo modo en que los Futuristas sintieron fascinación por la velocidad y estamparon en su trabajo esta percepción particular de Io temporal, Maya Deren se siente atraída por la cualidad «relativa» del tiempo. La artista declara, que en un momento histórico y tecnológico en el que el hombre puede recorrer por aire largas distancias en un corto espacio de tiempo, es imposible sustraerse al hecho de que la vida ya no transcurre temporalmente del mismo modo que en el Siglo XIX.

El cine permite superponer y sobreponer tiempo y espacio, a través de un film podemos relacionar geografías y proyectar acontecimientos cronológicamente distantes. El cinematógrafo es para Maya Deren el arte de la “Metamorfosis»; ella dirá que la fotografía consiste en encontrar la mejor forma de detener un momento, el cine en cambio, es la mejor forma en que un momento pasa a ser el siguiente.

A través del cine es posible detallar el movimiento en el tiempo, la cámara tiene la capacidad no solo de centrarse en lo que el público ve, sino cuando lo ve. Maya Deren investigara en los recursos que le entrega el formato cinematográfico para crear esta visión de lo temporal, en sus film serán clave los cortes, los fast forward, las cámaras lentas y las secuencias en retrogradación.

Estas nociones de relativización del tiempo y el espacio definirán su forma de narrativa, la que ha sido calificada de «vertical», es decir que no responde a una continuidad lógica y secuencial, sino mas bien a un modelo fragmentario. El relato en sus películas emplea los patrones de lo onírico y escapa totalmente a la estructura aristotélica, la narración no tiene estructuras jerárquicas y el «texto» puede leerse en varias direcciones simultáneas. Esta creadora empleara para sus relatos la estructura que sedujo a los surrealistas: el espiral.

Maya Deren resume su visión de cine, diciendo que ella busca l0 particular, lo inherente y lo más profundo de este arte, y cree que esta profundidad radica en que   «el arte cinematográfico es la creación de algo que no podría ser logrado por ningún otro medio”


Continúa leyendo «Maya Deren: visiones de una artista integral» descargando el documento original (PDF) aquí. Si no tienes Adobe Acrobat Reader para leer el documento, descárgalo acá.

 

.1 Palabras de Maya Deren en el documental «In the Mirror of Maya Deren», dlrigido por Martina Kudlécek.

.2 «Cinema as an Art Form». Maya Deren. Ensayo contenido en libro «Essential Deren, collected writings on fil by Maya Deren». MacPherson & Company: Nueva York, 2005.


Carolina Rebolledo González, es Master en Artes Escénicas, de la Universidad Rey Juan Carlos e Instituto Superior de Danza Alicia Alonso (Madrid, España). Licenciatura en Danza, Universidad Academia de Humanismo Cristiano (Chile), Licenciada en Actuacion y Actriz Profesional, Pontificia Universidad Católica de Chile.

Junto al Arquitecto PUC, Andrés Daly López, es actualmente Profesora del curso «El Espacio Escénico», en la Facultad de Arquitectura y Diseño de la Universidad Andrés Bello, el primer semestre de 2010.

El texto que se reproduce en este post es un fragmento del trabajo original, presentado por su autora para la asignatura Artes Escénicas y Comunicación, dirigido por el Profesor Eduardo Blásquz Mateo, en el Master Oficial en Artes Escénicas, de la Universidad Rey Juan Carlos (España).

Los links, imágenes, videos y sus descripciones fueron agregadas por 35mm para acompañar el texto y no son parte del documento original. Cualquier error de ortografía que pueda contener este post, es parte de la transcripción a este sitio y no del texto original.

6 Comments

  • Génesis O. dice:

    Por favor podrías postear el año en que fue redactado este ensayo! Muchas gracias. Bastante conciso e interesante.

  • Andrés Daly dice:

    Linda:
    Ya está resubido, en un zip, con el pdf dentro.

    Gracias por visitar el sitio.
    Saludos!

  • linda dice:

    Hola, el link para el pdf ya no funciona. Podeis volver a subirlo? gracias

  • olga mesa dice:

    Carolina,

    Acabo de ver Meshes of the afternoon y At land a solas con mucha concentracio y silencio en mi casa…..de nuevo un placer profundo al descubrir una vez mas la construccion narrativa de Maya, tan magistralmente intuitiva y visionaria en su construccion y montaje. Quise leer algo inmediatamente sobre …At land….y me salio tu articulo .
    Espero tenner oportunidad de darte a conocer mi proyecto en marcha labOratorioç labOfilm que hemos avanzado este año con las residencias del Reina Sofia, y Citemor en Portugal, y seguimos el año que viene….., Estoy entusiasmada con el proyecto y mi equipo…, espero puedas verlo. Gracias por tu articulo que he disfrutado una vez mas leyendote. Un abrazo fuerte desde Starsbourg, olga

  • Dion dice:

    Hola, quiero felicitar a la autora de este ensayo, creo que ha entendido muy bien la escencia del arte de Maya Deren, (cosa que muy pocas personas prestan atencion en ella). Definitivamente Maya Deren, fue la precursora del cine poetico, y la importancia que le da ella a la camara y a las imagenes, es algo que aun hoy en día a la gente le da miedo explorar, o lo hacen de una forma tan grotesca, que es solo para complacer a las masas, y no para ampliarles elconocimiento a nivel de imagen y movimiento, esta mujer en los 40 no le temio a nada de eso (pues por obvias razones llamada Hollywood) y sin embargo ver sus films, es entrar en estado de trance al instante que comienza (o puedo decir q enrealidad eso es lo que me pasa a mi) y termina convirtindose en una especie de droga, un ritual que no te cansa de ver, porque simplemente ella no te obliga a interpretar lo que pasa, te permite interpretar lo que sientas, lo que las imagenes y el silencio te produscan. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *