Los Parra en tres películas

Las historias de la familia Parra se pueden abordar en varias dimensiones y aún así siempre habrá un nuevo cabo que atar. Durante bastante tiempo el imaginario audiovisual chileno fue siguiendo la odisea de este clan de Ñuble en varios documentales y era una cuestión sólo de tiempo que la ficción también se introdujera en las vidas de algunos de los miembros más destacados de la familia.

A Violeta se fue a los cielos, película de Andrés Wood que está terminada y se estrenará este año, se unen ahora otros dos proyectos: Hermanitos, trabajo de Andrés Waissbluth sobre la infancia de Lalo y Roberto Parra, y Vida, fulgor y muerte de don Roberto Parra Sandoval, de Boris Quercia.

La obra de Wood ya está en posproducción y busca estrenarse en el próximo Festival de Cannes, que va del 11 al 22 de mayo. La película es protagonizada por Francisca Gavilán en el rol de Violeta adulta y también participan Cristián Quevedo como su padre Nicanor y Roberto Farías en el rol del tapicero Luis Arce, su segundo esposo.

Basada en el libro homónimo de Angel Parra, Violeta se fue a los cielos será también una serie de televisión. En ambos casos se muestra la vida de la artista, acaso la más influyente de la cultura popular chilena, de forma episódica, con una historia que no es estrictamente cronológica. Sus locaciones incluyeron los pueblos de Nirivilo, Curtiduría y Corinto (zona del Maule, donde se recreó su niñez chillaneja), París (ciudad que la cantautora visitó en 1954 y 1961) y Buenos Aires, donde en el año 1962 grabó alrededor de 14 canciones para una disquera local.

Una de las escenas filmadas en la capital argentina en enero pasado incluye la presentación de Violeta Parra en un programa de televisión local y en tal pasaje se contó con el actor trasandino Luis Machín (Un oso rojo) como animador televisivo.

Andrés Wood

Andrés Wood

Lalo y Roberto

Según explica el director Andrés Waissbluth (Los debutantes, 199 recetas para ser feliz), la idea de involucrarse en un proyecto que contara la infancia de los hermanos Lalo y Roberto Parra nació como una promesa hacia el primero antes de morir. «Hace cinco años grababa un video en que participaba Lalo Parra y él me contó la historia de su infancia. Me dijo que debería hacerla película. Y comprenderás que no le podía decir que no a Don Lalo», explica Waissbluth, quien en estos días se encuentra en el Festival de Guadalajara buscando justamente más socios para este proyecto.

El guión del filme, cuyo título provisional es Hermanitos, ya está terminado y, según Waissbluth, lo que intenta contar es una «bellísima historia de amor y lealtad fraternal entre los ocho y 10 años». Y agrega: «Será una película con actores infantiles, un poco al estilo Cuenta conmigo de Rob Reiner, si se quiere. Con bastante aventura también».

El eje central de esta historia es cuando Lalo y su hermano comienzan a interesarse por la cueca a temprana edad, influidos siempre por su padre. «Un dato curioso que me contó Don Lalo es que en el colegio nunca le enseñaron nada de cuecas. Sólo canciones alemanas o españolas», apunta el realizador, que pretende rodar el segundo semestre.

Un poco más a la retaguardia se ubica Vida, fulgor y muerte de Don Roberto Parra Sandoval, de Boris Quercia. «El proyecto ya tiene cerca de tres años, con un guión escrito a través de un fondo de Corfo. Lo hicimos junto a Leonora, hija de Roberto, y también nos ayudó mucho Catalina Rojas, su viuda. La película parte en Chillán, tierra natal de Roberto y termina en los años 70, con la muerte de la Negra Ester, su gran amor. La idea es que la vida de Roberto también coincida con un período que yo llamo del Chile republicano y que se perdió para siempre», dice

Durante el último tiempo, Quercia ha estado involucrado en la serie Los 80 y eso le ha impedido dedicarse al proyecto sobre Roberto Parra, personaje que le es cercano desde que lo encarnara en La negra Ester en los años 80. «El interés del cine en retratar a la familia Parra es que ellos representan algo así como la aristocracia cultural chilena. Por un lado está la parte docta representada por Nicanor Parra. Luego viene Violeta, quien recupera muchas tradiciones y es el corazón. Y finalmente se ubica Roberto, que nos conecta con la cultura popular, los bajos fondos y hasta los prostíbulos del viejo Chile», plantea el actor y director.

Violeta Parra

Violeta Parra

El clan en el documental

Del año pasado es Retrato de un antipoeta, cinta de Víctor Jiménez acerca de Nicanor Parra. Recorría 11 años en la vida del escritor, desde 1997 al 2008. En el año 2003, Luis Vera había realizado Viola Chilensis, cuyo gran acierto era la inclusión de una entrevista que Violeta Parra dio a la televisión suiza en 1964. De 1996, por otro lado, es Prontuario de Roberto Parra, de Hermann Mondaca. La cinta emitida en TV un año después de la muerte del cantautor (en 1995) lo muestra recorriendo Santiago, Valparaíso y San Antonio.

Fuente: La Tercera

GALERÍA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *