Los documentales de Herzog en la Cineteca Nacional

En la Cineteca Nacional, Goethe Institute abre su temporada de presentaciones cinematográficas con una muestra de aquellas. Nada más ni nada menos que con los documentales del alemán Werner Herzog.

Los ciclos de cine mensuales del Goethe, en la Cineteca Nacional, abren la temporada 2011 con un gran evento, la retrospectiva de documentales de Herzog. Una buena ocasión para poder ver los títulos que se mostraron en el Goethe durante el festival FIDOCS en 2009, y además conocer una serie de documentales sobre este director alemán, que se propone, como dice el propio Herzog, rodar películas «para la memoria de la humanidad» y encontrar imágenes «que jamás hayamos visto». El ciclo comienza con un documental, a modo de presentación, que se titula “Los documentales de herzog”.

Esto se llevará a cabo desde el 23 de marzo hasta el 27 de abril, de 17:00hrs a 19:30hrs, en el microcine de la Cineteca Nacional. La entrada es liberada (maravilla, ¿no?).

Programación

23.3. 19:30 hrs: Werner Herzog, director de cine (por Werner Herzog, 1986, 30 mins) y
Hércules- Fata Morgana- La Soufriére
28.3. 19:30 hrs: Lecciones de la Oscuridad – Wodaabe, pastores del sol
30.3. 19:30 hrs: Campanas de las profundidades – La Rueda del Tiempo
4.4. 19:30 hrs: Últimas palabras- El país del silencio y la oscuridad (19:30 hrs)
5.4. 17 hrs:
19:30 hrs: Yo soy lo que son mis películas – documental sobre Werner Herzog de Christian Weisenborn (2009-10, sólo subt inglés)
6.4. 17 hrs:
19:30 hrs: How much wood would a woodchuck chuck (Cuánta madera podrá roer una marmota) – El sermón de Huie – Fe y moneda
11.4. 19:30 hrs: Medidas contra fanáticos – La incomparable defensa de la fortaleza de Deutschkreuz – Ecos de un reino oscuro
12.4. 17 hrs: La balada del pequeño soldado – El pequeño Dieter necesita volar
13.4. 19:30 hrs: La balada del pequeño soldado – El pequeño Dieter necesita volar
18.4. 19:30 hrs: El gran éxtasis del escultor Steiner – Gasherbrum: la montaña luminosa
19.4. 17 hrs: Alas de esperanza – Gesualdo: muerte a cinco voces
20.4. 17 hrs: El gran éxtasis del escultor Steiner – Gasherbrum: la montaña luminosa
19:30 hrs: Alas de esperanza – Gesualdo: muerte a cinco voces
25.4. 19:30 hrs: El Diamante Blanco
27.4. 19:30 hrs: La salvaje y azul lejanía – Hasta el fin y más allá: el mundo extático de Werner Herzog (documental de 1988 de Peter Buchka)

Su película más conocida, Fitzcarraldo, rodada en los 80, y en la cual Herzog  hizo subir un barco a vapor por un monte en plena Amazonía peruana, utilizando incluso a nativos de la zona, da clara cuenta de su propuesta transgresora. Potencia que se aprecia en sus documentales que se mostrarán entre el 23 de marzo y el 27 de abril, gratis, en el microcine del Centro Cultural Palacio La Moneda.  El ciclo se inauguró el miércoles 23 de marzo con el documental  “Lo que soy son mis películas”, de Christian Weisenborn,  acerca de Herzog.

Los lunes y miércoles, a las 19:30, horas se mostrarán una veintena de documentales realizados por Herzog que tienen como escenario distintos continentes como África, Asia y América Central. Una tribu que se considera la más bella, una isla abandonada por el aviso de la erupción de un volcán y los desastres naturales que dejó la Guerra del Golfo son algunos de los tópicos de la primera etapa del cine de Herzog.

“Hércules” (1962)  es un documental donde durante 12 minutos contrapone imágenes de archivo en blanco y negro de vertederos, desfiles, aviones y un accidente en una carretera con las imágenes de fisicoculturistas, incluido el Mister Alemania 1962. Sus ejercicios y poses ponen en relieve la inclinación humana por el desafío y la gloria.  En “Fata morgana” (1971), que significa espejismo,  Herzog otra vez dirige su mirada a lugares no occidentales y presenta los efectos de la colonización y el desarrollo tecnológico en el Sahara. Una película de carácter poético donde niños de piel negra realizan poses sobre la guerra  y donde desiertos interminables y pueblos aislados se combinan con una banda sonora que hace convivir a Mozart y Leonard Cohen con los paisajes de África.

El director alemán y su equipo se arriesgan a grabar la erupción inesperada de un volcán en centro América, en La Soufriere. Mientras se ve cómo el volcán lanza fumarolas de humo tóxicas, Herzog recorre las calles vacías de la isla Guadalupe en el Caribe, los perros que aún quedan y buscan comida, los locales saqueados e incluso graban cerca de la cima del volcán.  Un escenario desolador y sorprendente donde una cámara registra la soledad de una ciudad que, por suerte, no fue víctima de la catástrofe volcánica.

Otro de documental que resulta revelador es “Lecciones de la Oscuridad” (1992) que registra  las consecuencias y catástrofes sociales y naturales que dejó la Guerra del Golfo en Kuwait. Incontables pozos de petróleo arden en llamas y millones de litros de oro negro se vierten sin control al mar. En el paisaje deshumanizado que grabó Herzog, sólo las bacterias, los escorpiones y las cucarachas pueden sobrevivir: la gente que allí vive parece abocada a un silencio infinito, fruto de la guerra, el desastre o la tortura. Una mira sobre una guerra que CNN ni otros medios de comunicación decidieron cubrir.

Una de las características de Herzog es el uso de su voz en off para comentar y narrar sutilmente a las personas que aborda en sus documentales. Así ocurre con el documental “Woodabe: Los pastores del sol” (1989) que muestra a una tribu de pastores nómades del Sahara compuesta por varones que se consideran los “seres más hermosos de la Tierra”. El realizador profundiza en los rituales de una tribu que con espectaculares cortejos y maquillajes dedican parte de su vida a la belleza.  Una belleza que pone en jaque  los parámetros occidentales.  “Lecciones de la Oscuridad” y “Woodabe” se exhiben el 28 de marzo.

Un documental sobre una fiesta y rito de iniciación budista, el Kalacakra, es el tema de “La Rueda del tiempo” (2002) que registra desde devotos que se postran en el lugar en donde el Buda histórico se iluminó sentado bajo un árbol,  hasta el Dalai Lama, que explica algunos conceptos característicos del Budismo.  En tanto que en “Campanas del alma” (1993) Herzog describe un país donde los hombres creen en chamanes, exorcistas y nuevos mesías: un perdido rincón de Siberia donde una leyenda habla de un lago cuyas profundidades dejan escapar el sonido de las campanas de una catedral.
Ambos documentales se exhiben el 30 de marzo.

Fuente: Cineteca Nacional

GALERÍA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *