Las Analfabetas

La película «Las analfabetas», del director chileno Moisés Sepúlveda, opera prima que recibió excelentes críticas en Nueva York y Chicago, llega a Chile. Un film basado en la obra de teatro del mismo nombre dirigida por Pablo Paredes, estrenada en el Teatro Mori Bellavista en el año 2010, cuenta con el mismo elenco que la película: la actriz Paulina García, ganadora del Oso de Plata de Berlín por su interpretación en “Gloria” (2013, Sebastián Lelio) y Valentina Muhr, actriz que vive en Europa y viaja continuamente entre Francia y Londres.

Como el título lo señala, el analfabetismo pareciera ser la temática principal de la película, pero tras la ausencia del no saber leer y escribir, se ocultan carencias afectivas y sociales que influyen en la vida de los dos personajes principales:  Ximena (Paulina García) y Jacqueline (Valentina Murhr). «Las analfabetas» muestra la relación y los obstáculos a los que deben sobreponerse las dos mujeres protagonistas.

Ximena es una mujer analfabeta de alrededor de 50 años que debe aprender a vivir en un mundo que no “lee”, razón suficiente para ocultar su vergüenza en la oscuridad de su casa.  La mayor parte de la película transcurre en el interior de la casa de Ximena, una casa de clase media santiaguina -herencia de su padre- que envuelve al espectador en un ambiente de intimidad. La filmación pareciera privilegiar la luz natural, produciendo una sensación de cercanía con Ximena y su entorno. Su puede reconocer un clima de soledad y vejez, pero que al mismo tiempo habla de la juventud del personaje, al encontrar diferentes elementos de su adolescencia como posters de Elvis, ícono de la juventud de los años 60. Los objetos de carácter popular también nos hablan del hábitat de Ximena: la estufa a parafina, el gato chino que mueve su mano y el buda millonario, son parte de la escenografía que hacen que el espectador identifique rápidamente que tipo de lugar y persona se está retratando.

Las-analfabetas-3

Será en dicho ambiente donde Ximena conocerá a Jacqueline, una profesora cesante que desea que Ximena aprenda a escribir, para que lea la carta que le dejo su padre hace algunos años. La carta será el incentivo concreto que tiene Ximena para aprender a leer, pues nunca ha podido develar el significado concreto de las palabras que contiene. De esta frustración nace su esfuerzo y la superación de su orgullo para aprender a escribir.

Una carta, dos mujeres y sus carencias son el eje de la película. Ximena, la analfabeta debe aprender a dominar su carácter para comprender que en un mundo aislado y prejuicioso no se encuentra la autorrealización. Por otro lado, Jacqueline, la profesora, debe superar su determinismo, inmadurez y falta de autocrítica, para entender que no todo en la vida se aprende mediante las enseñanzas formales, sino también el autoconocimiento y las emociones, características esenciales para el aprendizaje de la vida.

Las-analfabetas-2

A través de la relación que entablan los dos personajes, el director deja al descubierto el sistema ortodoxo y tradicional, mediante el cual Ximena aprende a leer y escribir. La falta de reciprocidad y dogmatismo en la enseñanza, son temas que el director revela, tal vez como una crítica al sistema educacional chileno.

“Las analfabetas” es una película que cautiva por la simplicidad con que puede abordar temáticas complejas, como la frustración, la soledad, la amistad y el abandono, pero sin dejar de lado el humor. “Las analfabetas” es un film que invita al espectador a compadecer e identificarse con la vida de sus dos protagonistas, para comprender que la amistad  y la compañía que entablarán entre ellas,  es el sostén para superar sus propias frustraciones.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *