The Date, Auspiciado por Heineken

Acompañando a «La Leyenda»

[ por: Andrés Daly ]

De vez en cuando algunos buenos comerciales nos recuerdan a lo que la publicidad realmente debe apuntar. No, no sólo a vendernos un producto, eso es demasiado simple. Se trata de cautivarnos, de seducirnos con lo que esperamos de ella: creatividad compactada en escasos segundos. Ojalá a tomarnos de la mano y llevarnos a un mundo que no conocemos en ese breve lapso de tiempo, a sorprendernos, a envolvernos en la atmósfera de una cuidada producción, y por qué no, a recordarnos también al buen cine. De eso hay mucho en «The Date», el segundo spot publicitario de la última campaña de Heineken.

Inaugurando una nueva sección en 35milímetrossobre publicidad, es que les presento, sino es que no la han visto, la segunda parte de la campaña de las leyendas de Heineken. Antes vimos a la primera leyenda, un hombre alto de pelo negro y encrespado, caminando como un verdadero ganador a una fiesta llena de personajes bizarros, donde al final descubrimos que nuestro protagonista viene a tocar la flauta traversa, un poco a lo Jethro Tull, con la pegajosa canción ‘The Golden Age’, de The Asteroids Galaxy Tour, sonando al final. Sorprendiendo a medio mundo con sus infinitas habilidades en el camino, ese corto publicitario titulado «The Entrance» tiene ahora una segunda parte en un mundo similar, pero con un segundo protagonista legendario, en «The Date».

Ponle PLAY a este notable cortometraje publicitario aquí (y míralo en FullScreen):

 

 The Date, Auspiciado por Heineken – Sponsored by Heineken.

Nuevamente se repite el concepto del acceso a un lugar espectacular, oculto en la ciudad. Quizás no lo sabes, pero en un oscuro pasaje puede haber una gran fiesta. Inmediatamente se me viene a la mente la famosa escena de acceso a un restaurante, filmada en un glorioso Steadicam y en plano secuencia, donde Ray Liotta invita a su chica, interpretada por Lorraine Braco, a una cena en «Buenos Muchachos» (Goodfellas) de Martin Scorsese. Si bien el tono no es el mismo, el objetivo -al entrar por la cocina, saludar a todo el mundo, etc.- sí lo es: ¡impresionar a la chica!.

Pero a diferencia de Goodfellas, aquí no hay mafia, sino magia. Un buen guión, un tono apropiado, locaciones espacialmente interesantes -¡qué club!- excelente fotografía e iluminación, y una suma de personajes un poco bizarros, aunque menos que en «The Entrance». A lo anterior, se le suma una estupenda onda retro Hollywoodense mezclada con Bollywood!, que nos llega especialmente a las orejas, nuevamente, con otro tema musical bastante adictivo al final.

Es «Jan Pehchan Ho», tema extraído de la película de suspenso india «Gumnaam»(1965), cantado por Mohammed Rafi. Como pueden ver en la escena de esta película un poco más abajo, Heineken le hace un homenaje a su referente, realizando el comercial en un club, al igual que el tema original, y refiriéndose parcialmente a parte de la estética de esta película.

Nota aparte merece el Making Of, que de forma bastante divertida, decide no salir jamás de personaje, jugando con el espectador, desde su inicio, de que La Leyenda efectivamente sí existe y es capaz de hacer lo que vimos, y mucho más. Por la escena de la cocina en este video, podemos decir que no sólo él es capaz de hacer cosas extraordinarias sin esfuerzo, sino que el hombre detrás de cámaras también.

Pero ni el director puede hacer una obra de arte como esta por accidente:

 

Aquí puedes ver el Making Of de «The Date»:

Que envidia. Cuando por acá estamos mal acostumbrados a las campañas del tipo Mister Músculo, o a mujeres saltando sobre una plancha en cámara lenta, para ir a jugar a «ensuciarse» con su hijo en el jardín de la casa -me da un poco de vergüenza ajena cada vez que veo el salto en slow motion y en contrapicado- en otras partes del mundo se teje y se hace buena publicidad.

«The Date» es dirigida por Fredrik Bond, del que se podrá ver su primer largometraje como director en el 2012, titulado «The Necessary Death of Charlie Countryman». Bond -el director, no James- es además el director de un videoclip que ya puede ostentar la rúbrica de «clásico», con 10 años cumplidos: «Bodyrock Auditions», para Moby (2001), que inserto abajo.

Es que como en The Date, siempre hay bailes para todos los gustos.

 

GALERIA

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *