Dimensiones Paralelas

El segundo libro de Roberto Guidotti (Santiago, 1976) es un conjunto de cuentos que nos quieren llevar por los derroteros de la ciencia ficción, lo paranormal o simplemente lo misterioso que algunas veces en nuestra cotidianidad aparece. Así abre el libro con el cuento “Rabia y Arena” en donde la trama, con muchos toques de terror, se ve complejizada -para desesperación del protagonista- por estar siempre en un mismo día de 1992. “Viaje en espiral” recurre a un clásico del misterio y lo paranormal a nivel universal; el triángulo de las Bermudas, contexto que nos da pie para que cualquier situación pueda pasar.

“Miedo a la lluvia” nos habla del tema alienígena instalando la idea -muy famosa en la década de los 90- de que ya existirían algunos infiltrados extraterrestres viviendo entre los terrícolas en zonas apartadas de las grandes ciudades. “Sirenas en el Umbral” juega con los tiempos de una forma cortaziana para entrelazar la vida de dos mujeres muy distintas entre sí, pero que la fatalidad y el destino las une entreverándolas en una continuación que queda muy bien explicada en el párrafo final que abre un nuevo comienzo pero de manera oscura:

Quería un cambio pero a veces el destino también se equivoca. El teléfono seguía sonando, sin parar (p59).

Roberto Guidotti. Foto: Viviana Rebolledo (Estudios Claveluz, Maipú). Fuente: http://fundacionceachei.cl/blog/

“Días de otras épocas” nos parece un gran cuento porque nos afinca en un suceso de suma extrañeza pero en Santiago de Chile, lo que lo vuelve un hecho más cercano al lector, mostrándonos todo lo que podría generar la anómala reaparición de un mamut y un milodón por las calles de la capital. Todo un revuelo social y comunicacional con extras en la prensa y hashtags de twiter en apoyo de los extemporales animales. Esta misma línea sigue “Luces en la oscuridad” al hablarnos de nuestro famoso y temido chupacabras en una secuencia de aterradoras apariciones en carreteras nocturnas.

“Encuentros con otros mundos” nos vuelve a la temática alienígena, pero esta vez cruzada con una conspiración internacional que quiere evitar a toda costa que se conozcan los hechos vividos por los testigos. “Fotos en Dejá Vu” vuelve sobre el tópico sobrenatural con tintes de terror sicológico u onírico en donde al parecer una entidad bestial y de carácter fantasmal –teledirigida por un brujo- es fotografiada de manera accidental y comienza a acosar a la novia del protagonista con un terrible final no sólo para ella.

Dimensiones paralelas tiene una propuesta distinta porque justamente nos abre un portal hacia otro tipo de literatura, más de género y de nicho, con algunas influencias literarias, algo de Stephen King y también influencias audiovisuales como Los archivos secretos X o el primer Spielberg de Encuentros cercanos del tercer tipo o E.T. donde los platillos voladores y los extraterrestres eran los protagonistas de las historias.

Multiversos. Dr. Strange (2016)

Es en este marco donde lo misterioso se toma la escena por completo y entendemos las complejidades que esto puede acarrear, como por ejemplo el buen funcionamiento de las tramas y el entrecruzado de la historia para que ellas sean posibles a ojos del lector. Pero también creemos que eso genera cierta merma en el desarrollo de los personajes, dejándolos relegados más a esquemas -funcionales a la trama- que a personajes que se queden en nuestra memoria. Situación que se vuelve más evidente en el caso de los personajes femeninos donde se muestran muy unidimensionales y estereotipados en su construcción.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *