Créditos Iniciales: “Boardwalk Empire” (2010)

Histórico sendero

[ por: Olivia S. ]

Hay algo en los créditos iniciales que me fascina… quizás es su modo de resumir en sólo segundos y a través de imágenes la esencia de lo que les procederá.

Un recurso utilizado comúnmente en el cine desde los inicios hasta mediados de siglo y perdido luego por, quién sabe, las ansias quizás de comenzar ya con la función, regresó majestuosamente hace algunos años y aún más con la explosión de series de televisión.

Atlantic City, 1920. When alcohol was outlawed, outlaws became Kings.

Los últimos créditos estrenados, y primeros de esta serie de posts (espero), honran la nueva serie de Martin Scorsese “Boardwalk Empire” (2010). Estrenada el pasado domingo por HBO me dejó sin palabras.

En 90 segundos exactos, al ritmo de un hermoso juego de luces y sombras, vemos a un tipo impecablemente vestido, zapatos de cuero, terno a rayas, clavel rojo, sombrero y cigarro en mano, parado a la orilla del mar, cerca de un muelle, mientras avanza el tiempo y trae consigo cientos de botellas de whisky al son de la marejada a sus pies.

Hombre. Mar. Tiempo. Alcohol. Deriva. Claroscuro. Elegancia. Seguridad. Fuerza. Ciudad. Son todas palabras que se me vienen a la mente al ver esta fotográfica introducción. Y podría seguir. Pero creo que tanta palabra daña la belleza de las imágenes. ¿Alguna vez has tratado de describir un atardecer? Bueno, yo sí y no lo logré. Eso mismo me pasa con estos créditos… son definitivamente algo para contemplar, admirar y disfrutar.

Si tuviera que elegir una palabra para resumirlos, elegiría anacronía. Con romántica perfección, pasado, presente y futuro protagonizan este estético juego temporal. La estética de la década de los ´20s se combina con la música de nuestra década (“Straight Up and Down”, de BJM). Las ralentizaciones en los movimientos del hombre (Steve Buscemi) se mezclan con la velocidad e impetuosidad de la naturaleza (cielo, mar). Y el avance del tiempo se funde con las pausas y retrocesos del mismo.

Como si hubiera sido preparado por un talentoso chef, este aperitivo resulta entonces exquisito para el plato que le procederá:

“Boardwalk Empire” (2010) se sitúa en la América de 1920. La Primera Guerra Mundial ha terminado y Wall Street está a punto de explotar. Es una época de cambios en la que las mujeres obtienen el derecho al voto, la radio llega a los hogares y los jóvenes gobiernan el mundo. Al sur de Nueva Jersey se encuentra Atlantic City, un espectacular lugar de vacaciones en el que las reglas no son respetadas, a excepción de las impuestas por Enoch “Nucky” Thompson (Steve Buscemi), el tesorero de la ciudad, tan cómodo en el papel de político como en el de gánster.

Basada en el libro “Boardwalk Empire: The Birth, High Times, and Corruption of Atlantic City”, escrito por el juez Nelson Johnson, esta serie es producida y dirigida en su capítulo piloto por Martin Scorsese (“Los Infiltrados”, “Pandillas de Nueva York”, Buenos Muchachos”), escrita por Terence Winter (“Los Sopranos”) y protagonizada por un elenco de lujo que incluye a Steve Buscemi (“Los Perros de la Calle”, “Vivir Rodando“), Michael Pitt (“Funny Games”, “Delirio“), Kelly Macdonald (“Gosford Park”, “Trainspotting”, “Sin Lugar para los Débiles”), Michael Shannon (“Revolutionary Road”), Michael Stuhlbarg (“Un Hombre Serio”), Michael Stuhlbarg (“La Carretera“), Dabney Coleman (“War Games”, “Tootsie”), Stephen Graham (“Pandillas de Nueva York”, “Snatch”) y Vincent Piazza (“Rocket Science”).

GALERÍA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3 Comments

  • Dulce dice:

    La serie está muy buena y ya me dan ganas de leer el libro, aunque no me podría quitar d el amente las caras de los actores como Michael Shannon o Kelly, creo que son geniales y le metieron mucho a la historia, igual Scorsese le ha dado de todo a la serie, está muy intensa.

  • Olivia S. dice:

    Muy buen punto Julieta y muy cierto por lo demás.
    Más allá de la idéntica estética, lo que más me gusta de tu asociación es pensar que así como Magritte se caracterizó por jugar con las percepciones de los espectadores, colocando objetos comunes en lugares poco corrientes y obligando a darle un nuevo sentido a las cosas, así es como se podrían admirar estos créditos (guardando las distancias).

  • Julieta dice:

    Evidentemente en algunos planos se ha trabajado en base a la estética de René Magrite. Caso idéntico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *