Cineteca Nacional lanza DVD con inéditos del cine mudo chileno

Quién no se ha emocionado al ver un video familiar. Ver a los padres, hijos o amigos hace 10 ó 20 años. Un registro audiovisual es un tesoro. Lo mismo ocurre con las imágenes de un país: son parte de la memoria colectiva y del patrimonio audiovisual. Quien custodia y recupera ese material es la Cineteca Nacional, que hoy celebra cinco años de vida en el Centro Cultural La Moneda. En la ocasión se presentará el DVD Imágenes del Centenario 1903 – 1933, de las investigadoras Mónica Villarroel y Eliana Jara.

Son imágenes vivas de señoras de vestido largo que pasean por la Alameda de las Delicias, o la multitud que sigue el ataúd del sindicalista Luis Emilio Recabarren, o el entorno campestre que rodeaba el recién inaugurado Museo Nacional de Bellas Artes. En total son 17 cortos originales, que van del registro documental a las primeras ficciones, realizadas por los pioneros Manuel Domínguez Cerda y Salvador Giambastiani.

Los registros más antiguos, de principios del siglo XX, se perdieron o quemaron. En aquella época se filmaba en soportes de nitrato, un material altamente inflamables: «Muchas de las primeras producciones terminaron como petardos con los que los niños jugaban o peinetas», explica Mónica Villarroel, de Cooperación y Desarrollo de la institución.

Las primeras cinetecas se forman en las universidades en los 60. No fue hasta el 2006 que surge una de carácter nacional. Se inició entonces una campaña de recuperación de registros audiovisuales. «Hemos recuperado 3.831 títulos, que son 6.763 rollos de cinta», señala Villarroel. Junto con ello, la Cineteca hace una tarea permanente de difusión en sus salas como en regiones. «Además, editamos DVD. En octubre vamos lanzar las obras completas de Aldo Francia (Valparaíso mi amor). Y en dos años queremos crear una plataforma digital, para que se puedan ver online todas las películas que hayamos digitalizado a esa fecha», dice su director, Ignacio Aliaga. El aniversario contempla la exhibición del documental San Pedro de Atacama (1964), de Jorge di Lauro y Nieves Jankovic, y la película VI A 1964 (1985) de Claudio Di Girólamo.

Fuente: La Tercera

GALERÍA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *