Bienvenidos al Nuevo Mordor

[ por: Andrés Daly ]

*Puedes ampliar el fotomontaje haciéndole click arriba o descargándolo aquí.

Como muchos Santiaguinos saben, queda muy poco tiempo para que se inaugure este año un inmanejable y aberrante apocalipsis urbano, en una zona de la ciudad de Santiago de Chile que se encuentra sumida en una crítica congestión vehicular, desde hace ya varios años atrás. El empujón al vacío lo desencadenará la inauguración de la Torre Gran Santiago y del resto del Complejo Costanera Center, propiedad del multimillonario empresario de origen alemán Horst Paulmann, dueño del Holding Cencosud.

El rascacielos, de forma bastante simple -fálica según el consenso popular- y diseñado por el arquitecto argentino César Pelli, pudiendo haber sido construído en muchas otros sectores de la ciudad, escogió un lugar denominado informalmente «Sanhattan» (que cosa más ridícula) para instalarse y levantarse con sus trescientos metros de irresponsable ego. Reflejo coherente de la total despreocupación urbana de un privado imponiéndose por sobre toda una ciudad, que generará un caos que el estado se verá obligado a intentar paliar en los años venideros.

Otro ejemplo más de como el poder económico del retail dicta por como se debe construir una ciudad, según sus intereses económicos. Sea esa ciudad Santiago, Chiloé o cualquier otra en este país, aparentemente.

El excelente fotomontaje superior, con el maléfico ojo de Sauron en la cumbre de la Torre («el ojo que lo ve todo», el villano máximo de El Señor de los Anillos; eso, por si vivías en en una caverna entre los años 2000 y 2003 y no tienes idea de quién cresta es Frodo Baggins) apareció ayer en diferentes blogs -desconozco el autor, lamentablemente- y luego de subirlo al facebook de 35 milímetros, ya ha sido compartido por más de mil personas.

Como yo, debe ser que ven más de alguna similitud entre la torre que representaba el máximo control y poder negativo sobre los seres de la Tierra Media y este edificio símbolo del capitalismo, que invadirá nuestro horizonte perpetuamente y que se ha mostrado totalmente indolente respecto del espacio y las personas que lo rodean.

Un Anillo para gobernarlos a todos, un Anillo para encontrarlos, un Anillo para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas, en la tierra de Mordor donde las sombras se ocultan.

La fotografía original la he encontrado en el flickr de Nicolás Rupcich (que tiene otras notables imágenes, dejo otra abajo también), y el montaje en mejor resolución desde el foro SkyScraperCity. Abajo copio otras versiones maléficas de este engendro con el que tendremos que convivir, una de ellas aparecida en la revista Balde!.

 

Fotografías de Nicolás Rupcich:

Otras visiones de Sauron Center:

Revista Balde!

Por Felipe Vera.

 

 

GALERIA

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *