Herman’s House

[ por: Andrés Daly ]

Why are you so fucking positive Herman, when you have absolutely no reason to?  le exclama por teléfono Jackie Sumell a Herman Wallace, un hombre que ha estado 36 años encerrado en prisión en un cruel e injusto confinamiento solitario, por un crimen que se le atribuyó falsamente. Herman ha vivido gran parte de su vida en una celda de 2 x 3 metros de la que sólo puede salir una hora al día para ducharse. Esta llamada telefónica incluye partes iguales de total agotamiento de Jackie, por el bello aunque complejo proyecto que la une a Herman y que registra este documental; y de constante indignación por las condiciones de vida de un hombre que admira inmensamente, tan pacífico y transparente.

Herman’s House, dirigida por Anghad Balla, es un documental profundamente emotivo que cuenta la historia de como Jackie, una artista visual neoyorkina, crea un proyecto de denuncia sobre las condiciones de Herman. Este proyecto va escalando hasta afectar por completo no solo la vida de Herman sino que la suya propia. El proyecto es una forma de liberar, a traves de sus sueños, a un hombre de casi 70 años que ha visto su vida suspendida.

“La Casa que Herman Construyó” es la transcripción, diseño y planificación de la construcción de una vivienda que Herman le va narrando por teléfono a Jackie. Esta es la casa en la que a él le gustaria vivir, si alguna vez sale con vida de “Angola”: la cruel prision de Louisiana en la que se encuentra.

Pequeño y no tan sorprendente detalle: “Angola” está construida donde antes existiera una plantación de esclavos, todos ellos traídos desde África a norteamérica, la tierra de las oportunidades.



No es SPOILER, pero quizás no quieras saberlo:

Porque la vida a veces da giros milagrosos y crueles simultaneamente, Herman Wallace fue liberado de sus cargos recientemente: un tribunal consideró totalmente infundada la evidencia por la que se le encerró, inusual y cruel la forma en que se le tuvo por casi 40 años e inconstitucional la forma en que se procesaron las revisiones a su caso mientras estuvo en prisión. Herman salió libre pero sólo para morir a los 3 días, afectado de un cáncer fulminante a sus 71 años.

Herman vivió atrapado, pero murió como un hombre libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *