ARQFILMFEST: Entrevista a Miguel Angel Contreras

Director del 1er Festival de Cine y Arquitectura en Chile conversa con 35milímetros

[ por: Constanza Khamis ]

“El cine nos dará un relato, la arquitectura nos dará un contexto” es la frase que define el Festival de Cine y Arquitectura de Santiago. Programado para octubre del 2012, se reunirán los principales filmes de ficción y documental que inviten a una reflexión social, económica y de arquitectura sobre el medio urbano, como lo define el sitio web, haciendo que Chile forme parte del circuito mundial que se realiza cada año en Europa, Estados Unidos Asia y África, convirtiéndose así en el primer festival de este tipo a nivel latinoamericano.

La convocatoria ya está abierta, y el llamado a participar en la competencia está hecho; participan las obras de no más de 30 minutos, realizadas entre el primero de enero del 2009 y el 30 de julio de 2012, en los géneros de Ficción, Documental, Animación y Experimental. Además deben cumplir con los requisitos publicados en la web www.arqfilmfest.cl. Si una obra no cumple con estos requisitos, puede participar de igual forma en la muestra, que formará parte importante del festival.

Miguel Ángel Contreras, fundador y director de la iniciativa nos contó cómo surgió este proyecto, cuáles son sus principales objetivos y qué es lo que se viene el próximo año, que promete – además de la competencia y una novedosa muestra de filmes- varias sorpresas que permitirán un espectador más participativo y harán de la instancia un espacio de reflexión al que todos los que vivimos en la ciudad estamos llamados a participar.

Verde para Santiago. Vista de la ciudad de Santiago de Chile, en primer plano el Parque O’Higgins. Foto ganadora del concurso Publimetro Verde. / Fotografía de ©alainmacias en Flickr.

¿A qué público está dirigido, para quiénes está pensado el festival?

Aunque aparezca como muy encasillado con cine y arquitectura, el público objetivo es bien transversal. Si bien un profesional del área puede estar más informado, no es necesariamente un público educado para este tipo de festivales. El contenido de las películas no muy técnico en su mayoría, y sí van a haber películas más duras en cuanto al contenido, hechas para arquitectos o diseñadores, que es un público bien objetivo, pero el grueso del festival está formado por un público general.

¿No hay que estar preparado entonces?

No, no hay que estar para nada preparado. El tema está estrechamente vinculado con el ciudadano, con el usuario, ahí es cuando empieza a generarse un gran contenido que es de interés para todo el mundo. Lo importante en esto es la reacción del usuario respecto a su ciudad, respecto a su arquitectura. Porque es algo cotidiano, algo que está al frente de nosotros, nos levantamos con la arquitectura al frente, nos acostamos con la ciudad detrás. Entonces lo importante son los temas como es por ejemplo la relación social, económica, de forma, de diseño de diferente contenido, etc… es lo que está pasando con la arquitectura.

¿Proponen una reflexión sobre el hombre en relación con el lugar en que vive?

Totalmente, eso es lo que se refleja en estas películas, eso es lo bonito que abre una ventana de reflexión hacia la ciudad. Es una nueva capa de reflexión cultural para Santiago y para el país que ya se está dando hace tiempo en otros lugares. Lo importante es mirar la ciudad, mirar la arquitectura desde otro punto de vista; la del usuario, esa es la discusión buena y eso es lo que la hace bien transversal. A todos nos afecta el día a día de la ciudad.

¿El festival tiene algún foco específico?

La competencia tiene como título “la ciudad es… “ y en el fondo el complemento de esa frase lo genera la película. Qué reacción te genera, o cómo tú defines la ciudad. Y hay muchos focos de interpretación, en ese sentido el tema es abierto.

En general,  tanto en la muestra como en la competencia, vamos a tener películas técnicas, documentales técnicos, que sí hablan de arquitectura profunda, de un análisis y de cierta reflexión visual respecto a una obra de arquitectura. Después tenemos documentales de ciudad, ahí se trata el impacto urbano respecto al crecimiento, respecto al usuario. Tenemos otra categoría, que es la arquitectura de ficción o utópica, las clásicas Blade Runner o Metrópolis, caben en esta categoría. Después tenemos la arquitectura que es soporte, que también hay una cierta propuesta como contexto como ciudad. Por otro lado hay animaciones, películas animé, también hay otra rama. Y después tenemos otro campo de ficción  general que tiene que ver con la relación ciudad/usuario, dentro del argumento de una película.

Además es importante hacer hincapié en que esto no es sólo una muestra de films, sino que estamos generando diferentes contenidos; vamos a tener workshops, coloquios de discusión, muestras e instalaciones donde se va a desarrollar la temática cine/arquitectura, entonces el festival, a diferencia de otros, va a tener un matiz más participativo.

Santiago de Chile. Fotografía de @walker_dawson en Flickr.

Santiago de Chile. Fotografía de @walker_dawson en Flickr.

¿Cuál es la relación del festival con Santiago?

Estamos en la capital, es el lugar donde se realiza, pero el festival es sobre la ciudad o de tu lugar de existencia, da lo mismo cual sea, eso es lo básico. Santiago es el lugar donde se va a hacer.

¿De dónde nace la idea de traer este festival a Santiago?

Parte por una inquietud personal, que partió por el tema conceptual, de libros y análisis, y después de ver que esto se materializaba en festivales en todo el mundo. Yo veía que en Holanda, año a año realizaba este festival (AFFR, Architecture Film Festival Rotterdam), y la cantidad de películas que ellos podían congregar con este concepto era enorme, daba cierta envidia, porque nosotros no tenemos acceso a esa información. Es importante dentro de la cultura urbana y la cultura general tener acceso a ellas, y son películas que tienen cabida en festivales de este tipo, que no van a llegar a chile de si no están en un festival y los que hoy tenemos tampoco generan los soportes para traer esas películas. Entonces al ver que nos estábamos perdiendo de una fiesta bien entretenida, que no se está dando en ninguna parte de Latinoamérica, sale la pregunta por qué no hacerlo acá.

Ahí nace la aventura. Uno como arquitecto no está dedicado a este tema, ahí comienza la aventura de convocar gente que esté entusiasmada con el tema, y ahí armar una estructura de trabajo y hacerlo casi una realidad. Hemos ido aprendiendo con el equipo que se formó. Somos diez personas con diferentes roles, gracias a ellos esta cosa ha tomado cuerpo. Hoy día estamos muy bien parados tenemos una estructura bien interesante y tiene todo el rodaje por delante pero entretenido, trajimos una fiesta a Santiago, no nos queríamos quedar afuera.

¿Es el mismo festival que se hace en Holanda?

Hemos generado una red de contactos no sólo con Holanda, sino Estados Unidos, y varios festivales que se hacen allá, y entre todos ellos estamos generando una cierta base de contenidos, de cada uno de ellos pensamos tener algunas películas. No estamos replicando el festival de Holanda en su totalidad. Hicimos el trabajo de generar una propuesta propia, no estamos trayendo algo y cambiándole el nombre. Esto nace acá, y hemos visto los ejemplos que están en otros países pero tenemos un sello local neto. Es made in chile, y en eso hemos recibido el apoyo formal de Holanda, pero estamos con cosas propias. De hecho estamos generando contenidos propios, luego vamos a lanzar videos propios de entrevistas motivacionales que van vinculando el cine y la arquitectura con otros oficios.

 

GALERIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *