Análisis de un Plano Secuencia: “La Vida Acuática”

[ por: Patricia Matamoros ]

El plano secuencia a analizar forma parte de la película “La Vida Acuática” del director norteamericano Wes Anderson. Se encuentra ubicado entre el minuto 0:14:45 y el 0:16:24 (0:14:45 – 0:16:24) para un total de 1 minuto, 40 segundos de duración aproximadamente. Dentro de este período la cámara recorre alrededor de 90 metros sobre un mismo eje longitudinal, realizando travellings tanto de izquierda a derecha como de arriba a abajo y viceversa. Como argumento principal se describe la arquitectura y la propuesta espacial de un barco donde se desarrolla gran parte de esta historia, mostrando claramente las funciones específicas de cada uno de los espacios que lo componen.

ANÁLISIS DEL PLANO SECUENCIA COMO RECURSO CINEMATOGRÁFICO.

Se define como plano secuencia al recurso cinematográfico que utiliza una toma única para presentar al espectador el total de su argumento. En éste sentido incluye todos los movimientos de cámara y encuadres necesarios sin recurrir a la herramienta de edición o montaje. El plano secuencia no está restringido a una duración mínima para ser considerado como tal, sino es su contenido de significancia completa el que lo determina.

Sin embargo éste recurso, por la complejidad de su realización, recurre a otros de manera discreta, escondiendo cortes y realizando montajes bajo la premisa de continuidad camuflada. En algunos casos éstas secuencias se encuentran tan bien realizadas que son capaces de inducir por completo al espectador a creer que en efecto se trata de una toma única. En éste aspecto el plano secuencia en cuestión podría ser considerado como una sola toma truncada en dos ocasiones de manera bastante obvia, o como 3 planos de características similares, muy bien editados, que buscan generar una sensación de continuidad en el espectador.

El plano secuencia como recurso cinematográfico es usado con diversos fines, entre éstos, exacerbar la sensación de veracidad de lo se está representando, ya que todo lo que espectador presencia se encuentra ocurriendo en tiempo real y sin modificación alguna dentro de la secuencia. Del mismo modo intensifican las sensaciones que se busca generar en los espectadores, volviéndolos un personaje más dentro la historia a nivel visual mientras presencian los hechos en el tiempo mismo en el que ocurren; o por el contrario exponen el aparataje cinematográfico en el momento en que el espectador se hace consciente de que todo lo que observa está siendo representado en tiempo real y ha sido coreografiado de antemano con un fin específico, -a excepción de los planos secuencia con carácter documental que muestran hechos reales-.  En este caso el plano secuencia de La Vida Acuática tiene como objetivo presentar al público de manera global y directa toda la información concerniente al barco que se está introduciendo, -El Belafonte- tanto funcional como espacialmente. Para esto se usó probablemente un lente gran angular al momento de filmar la escena, lo que brinda acceso a un ángulo de visión superior al del ojo humano, permitiéndoles así abarcar una porción mayor de la escena desde una distancia inferior y tener todos los objetos presentes en la misma enfocados de forma simultánea. De éste modo toda la información que necesita el espectador para entender cómo funciona este barco espacial y funcionalmente está frente a sus ojos.

Minuto 16:22

En relación a la propuesta estética el director Wes Anderson busca incrementar el carácter cómico de este filme caricaturizando al máximo esta escena, donde la representación arquitectónica clásica cobra un carácter tridimensional dentro de la pantalla y se le da vida a su vez. En este sentido el barco como elemento pierde por completo su realismo y se convierte en un gran navío cortado a la mitad donde sus personajes se desenvuelven completamente desligados unos de los otros con total normalidad. Cada uno de estos personajes se encuentra realizando actividades superfluas que evidencian de la manera más obvia el carácter funcional del espacio que ocupan, siendo absolutamente irrelevante su individualidad o su relación con la historia. De hecho, el plano general del barco con el que cierra esta secuencia enfatiza aún más la desconexión de cada uno de estos personajes entre sí y por ende la independencia de cada uno de los espacios de los que hacen uso.

Minuto 16:08

Minuto 16:08

Del mismo modo todo se encuentra ambientado con un anacronismo característico del director antes mencionado, que va de la mano con la propuesta general aplicada a toda la película y de hecho exagera aún más su carácter teatral, con colores pasteles y elementos contrastantes, propios de la época de los sesenta y setenta, lo que se evidencia claramente tanto en la vestimenta como en los elementos que conforman la escenografía, y enfatiza la propuesta caricaturesca del filme.

Minuto 15:40

Minuto 15:40

Entrando en el tema escenográfico, la arquitectura cobra un papel fundamental dentro de la escena. Esta secuencia es una prueba notoria de la importancia de esta disciplina para el cine, encargada de la proyección y construcción de los espacios destinados a la representación. En este caso fue construida una maqueta en corte a escala humana de El Belafonte para mostrar, (del mismo modo en que es común exponer un proyecto de arquitectura) las cualidades espaciales de este gran barco, sin limitarse al elemento, sino abarcando también el espacio macro que lo contiene, representado por la idea utópica de cortar el mar y exponer su contenido de la misma manera.

Planimetría Dibujada. Alzado de la escena.

Planimetría Dibujada. Alzado de la escena.

En relación a la propuesta estética, esta manera de representación del espacio no busca en ningún momento crear realismo sino por el contrario, expone el set de grabación como un lugar creado específicamente para el cine, y lo convierte en una especie de teatro con una propuesta espacial ficticia, donde las dimensiones de los espacios delatan su carácter inhabitable. Es por esto que dichos espacios se muestran en planos frontales bastante cerrados.

Minuto 15:52

Minuto 15:52

Planimetría Dibujada. Planta de toma mostrada anteriormente

De este modo se evidencia en todo sentido el papel que protagoniza la arquitectura dentro del cine, exponiéndola por completo tanto en su manera de representación como en los elementos que la conforman y que generan quiebres dentro de esta escena (columnas, paredes, losas, vigas, entre otros). Si bien en otros filmes la intención es la opuesta, buscando el máximo realismo, aquí la arquitectura es la esencia y el fin de la secuencia: la arquitectura del set, que nos introduce en una sola mirada a la arquitectura de “El Belafonte”.


Patricia Matamoros es alumna del curso optativo Cine+Arquitectura en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Andrés Bello, en el primer semestre del año 2010. Actualmente cursa la carrera de Arquitectura. La publicación de su ensayo en este sitio -siendo esta una de cuatro tareas dentro del curso- forma parte de la difusión realizada a un conjunto destacado de ensayos realizados por los alumnos durante diferentes semestres.

GALERIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *